Karl Lagerfeld, 'presente' en el Baile de la Rosa

La familia real monegasca posa ante uno de los murales inspirados en la Riviera./AFP
La familia real monegasca posa ante uno de los murales inspirados en la Riviera. / AFP

La fiesta benéfica de Mónaco fue el escenario de la reaparición de Carlota con su prometido, Dimitri, tras los rumores de ruptura

L. G.

La ausencia del icónico diseñador Karl Lagerfeld, íntimo amigo de la princesa Carolina, y la reaparición oficial de Dimitri Rassam junto a la hija de esta, Carlota, marcaron el sábado la celebración del Baile de la Rosa, el evento más glamouroso que se celebra cada año en el Principado de Mónaco.

El diseñador alemán estuvo en la mente de todos pero fue el gran ausente en la fiesta. Karl Lagerfeld, fallecido el pasado 19 de febrero en París a consecuencia de un cáncer de páncreas, solía ser el encargado de la decoración del baile, dedicada cada año a un tema diferente que inspiraba, además de la ornamentación de la Sala de las Estrellas del Sporting Club de Montecarlo, el vestuario, el peinado y hasta el maquillaje de los asistentes.

Carolina de Mónaco, que en los últimos años acostumbraba a acudir al glamouroso evento acompañada por el 'káiser' de la moda, llegó este sábado del brazo de su hermano, el príncipe Alberto, que en esta ocasión asistió sin su mujer, Charlene.

En un claro homenaje a su amigo, la princesa monegasca eligió para esta fiesta, la más importante del año en el calendario de los Grimaldi, un vestido de Chanel negro con detalles en color rosa palo y un collar que perteneció a su madre, Grace Kelly.

En realidad, Lagerfeld estuvo presente en espíritu en la fiesta, no solo a través de los modelos de algunas de las asistentes, sino de la atmósfera elegida antes de su muerte por el modisto para la ocasión, ambientada en la Riviera de la década de los cincuenta.

Crisis desmentida

Junto al gesto serio y un punto melancólico de la princesa, otro de los focos de atención fue su hija Carlota, que reapareció acompañada de su novio, Dimitri Rassam, padre de su segundo hijo, Balthazar, tras los rumores de crisis de los últimos meses.

La pareja anunció hace un año su compromiso y su intención de celebrar el enlace el pasado verano, pero la boda se pospuso y a comienzos de este año corrieron rumores sobre la continuidad de su relación, iniciada hace dos años. La pareja se sintió obligada a responder a las informaciones publicadas en prensa sobre su ruptura con un comunicado en el que negaban cualquier atisbo de crisis en su novizago. Carlota tiene otro hijo de su anterior relación sentimental con el actor de origen marroquí Gad Elmaleh.

Los otros hijos de Carolina, Andrea y Pierre Casiraghi, asistieron junto a sus esposas, Tatiana Santo Domingo y Beatrice Borromeo. También acudió, como un miembro más de la familia, la madre de Dimitri, la actriz Carole Bouquet, entre otras personalidades. Se trata de la 65ª edición del baile benéfico que recauda fondos para la Organización Princesa Grace.