Indonesia encuentra una de las cajas negras del avión accidentado con 189 ocupantes

Los equipos de búsqueda continúan sin localizar el dispositivo que grabó las conversaciones en la cabina

EFEYakarta

Un buzo militar encontró hoy intacto uno de los dispositivos de la caja negra del avión de Lion Air que se estrelló el lunes en el mar de Java con 189 ocupantes, lo que permitirá a las autoridades indonesias emitir un informe preliminar sobre el accidente en un mes.

El submarinista de la Marina, Hendra Saputra, halló el dispositivo que registra los datos de vuelo a una profundidad de unos 30 metros en el suelo fangoso de las aguas cercanas al cabo Karawang, aunque los equipos de búsqueda continúan sin localizar la caja que grabó las conversaciones en la cabina.

Expertos del Comité Nacional de Seguridad en el Transporte (KNKT) analizarán el dispositivo y tardarán unos seis meses en completar el proceso, según el director de este comité, Soerjanto Tjahjono, que prevé publicar un informe preliminar dentro de un mes.

El jefe de Investigaciones y Cooperación del KNKT, Irdriantono, aumentó el plazo para finalizar una investigación completa a un máximo de un año y pidió paciencia durante el trabajo del organismo gubernamental.

«No es fácil, tenemos que extraer los datos y procesarlos, son solo números (...) una vez procesados los podremos convertir en gráficos y compararlos con el resto de información que tenemos», explicó Irdriantono a Efe en conversación telefónica.

Las labores de la agencia indonesia de búsqueda y rescate (Basarnas) y el ejército se han visto dificultadas por las fuertes corrientes y la escasa visibilidad en las aguas cerca del cabo Karawang en las que se perdió contacto con el Boeing 737 Max 8.

Además, el director de Basarnas, Muhamad Syaugi, dijo esta mañana que tuvieron que solicitar permiso a las compañía petrolera Pertamina para fondear en la zona ya que hay varias tuberías de gas y petróleo en el suelo marino y los barcos podrían dañarlas al fondear. Por el momento, solo se han recogido del mar fragmentos pequeños del avión, pertenencias de los ocupantes y restos humanos en 56 bolsas mortuorias que se cree pertenecen a una decena de personas, según los últimos datos de Basarnas.

El portavoz de Lion Air, Danang Mandala Prihantoro, anunció en un comunicado la primera identificación de una de las víctimas, Jannatun Shintya Dewi, gracias al ADN que las familias han entregado a las autoridades.

Los familiares recibieron los restos mortales de la pasajera del vuelo JT 610 ayer en una ceremonia en el hospital policial de Yakarta, y después transportaron el cuerpo en avión hasta la provincia de Java Oriental, donde fue enterrada hoy.

Danang señaló que la familia de Jannatun recibirá 5 millones de rupias (290 euros) por la espera y 25 millones de rupias (1.450 euros) por el duelo, además de la compensación por el fallecimiento de un familiar estipulada en la regulación del ministerio de Transporte.

El lunes, 29 de octubre, por la mañana el aparato desapareció de los radares entre un cielo despejado a los 13 minutos después de despegar del aeropuerto de Yakarta con destino a la ciudad minera de Pangkal Pinang, en la isla de Bangka (norte).

Papeles en regla

Antes de estrellarse, el comandante solicitó el regreso al aeródromo de la capital, pero no envió una señal de emergencia previa a comenzar a descender a gran velocidad desde cerca de 3.000 pies de altura (unos 915 metros).

La primera consecuencia para Lion Air, fundada en 1999 y la mayor compañía de bajo coste del archipiélago indonesio, fue el cese temporal de su director técnico a petición del ministerio de Transporte.

El ministro de Transporte, Budi Karya, aseguró tras el siniestro que el avión de Lion Air tenía todos los certificados en regla y había pasado las inspecciones técnicas necesarias, aunque después aclaró que espera el resultado de una investigación del KNKT.

El director ejecutivo de Lion Air, Edward Sirait, admitió tras el siniestro que la aeronave presentó fallos técnicos en su vuelo anterior aunque aseguró que fueron solventados.

La reputación de Lion Air ha quedado dañada tras el siniestro debido a su largo historial de accidentes, la mayoría de ellos menores y uno mortal sucedido en 2004 en la ciudad de Solo , donde perecieron 25 personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos