Nueva Zelanda restringirá el acceso a las armas de fuego

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern (I) y el viceprimer ministro Winston Peters (D). / Foto: AFP / Vídeo: Europa Press

El autor de la masacre actuó en solitario y compró el armamento que utilizó en el atentado a través de internet | Ha rechazado tener defensa en el juicio que se celebrará el próximo 5 de abril

AGENCIASNueva Zelanda

Nueva Zelanda ha anunciado este lunes un endurecimiento de la legislación de ventas de armas después de la matanza de 50 personas en dos mezquitas cometida por un supremacista blanco, que decidió defenderse sin abogado ante la justicia.

«Tomamos una decisión como gobierno, estamos unidos», ha declarado la primera ministra Jacinda Ardern, acompañada por su socio de coalición y vice primer ministro, Winston Peters, al anunciar una medidas para restringir el acceso a las armas.

Peters, cuya formación Nueva Zelanda Primero se oponía a los cambios en materia de ley de armas, ha dicho que respaldaba totalmente a la primera ministra. «La realidad es que después de las 13:00 del viernes nuestro mundo cambió para siempre, y lo mismo harán nuestras leyes«, dijo, hablando del momento en que comenzó el peor ataque en territorio neozelandés.

Ardern también ha anunciado la apertura de una investigación interna sobre un ataque que plantea numerosas interrogantes, en particular sobre cómo Brenton Tarrant, fascista autoproclamado, pasó por debajo de los radares de las agencias de inteligencia.

Las redes sociales también están en el ojo del huracán por la difusión en directo, el viernes en Facebook, durante muchos minutos, de la matanza filmada por su autor, un australiano de 28 años. El grupo estadounidense dice haber suprimido 1,5 millones de videos. Pero así y todo las redes sociales son acusadas de no haber bloqueado las imágenes en «tiempo real del ataque terrorista».

Un joven de 18 años fue acusado este lunes por una corte de Christchurch por haber retransmitido el video, por haber publicado en línea una fotografía de la mezquita de Al Noor de Christchurch con el mensaje «objetivo alcanzado» y por incitación a la violencia.

Esta tragedia provocó consternación en Nueva Zelanda, país de cinco millones de habitantes de los que 1% dice profesar el islam, reputado por su tradición de hospitalidad. Neozelandeses de todas las tendencias siguen manifestando su rechazo a los ataques y al odio racial.

Compró las armas online

El autor del atentado en Nueva Zelanda, el australiano Brenton Tarrant, compró a través de internet cuatro de las armas que utilizó en el ataque en el que mató a 50 personas, ha confirmado este lunes el propietario del negocio.

David Tipple, propietario de Gun City, ha dicho en rueda de prensa que vendió cuatro armas de categoría A y munición en tres o cuatro operaciones separadas verificadas por la policía entre noviembre de 2017 y marzo de 2018.

La primera compra tuvo lugar el mismo mes en el que Tarrant obtuvo el permiso de armas de las autoridades de Nueva Zelanda donde, según escribió en un manifiesto, se había trasladado para entrenarse para el ataque. «No detectamos nada extraordinario sobre el titular de esa licencia de armas», ha dicho Tipple.

El propietario aseguró que entre las ventas no figuraban las armas semiautomáticas que Tarrant utilizó durante el ataque que retransmitió en directo a través de Facebook. «Vi el vídeo y vi el rifle (...) no era de ninguna de las tiendas afiliadas a Gun City», ha indicado Tipple.

En un comunicado, Gun City ha mostrado su «pleno apoyo» al anuncio de la primera ministra, Jacinda Ardern, de enmendar la ley de armas y ha ofrecido su colaboración para «garantizar que cualquier revisión y cambio de legislación evite otro incidente».

Actuó en solitario

El inspector jefe de la Policía de Nueva Zelanda, Mike Bush, ha confirmado este lunes que Brenton Tarrant, el presunto autor de la masacre que acabó con la vida de 50 personas en la localidad de Christchurch, actuó en solitario.

«Quiero decir definitivamente que todo apunta a que tan solo hay un atacante responsable del terrible suceso», ha aseverado Bush durante una rueda de prensa. «Esto no significa que no exista la posibilidad de que hubiera otros apoyándole, y eso continúa suponiendo una parte muy importante de nuestra investigación«, ha añadido.

Tarrant compareció ya el sábado ante el juez Paul Kellar esposado y acompañado por dos agentes. Las autoridades han confirmado que no tiene derecho a libertad bajo fianza.

Rechaza tener defensa

Tarrant ha rechazado a su abogado de oficio y planea defenderse solo, ha informado este lunes la prensa local. El letrado Richard Peters ha dicho al diario New Zeland Herald que dejó de representar a Tarrant, a petición del acusado, el pasado sábado tras representarle en su comparecencia ante el juez, que le imputó un cargo de asesinato.

Peters ha indicado al periódico que el asaltante, de 28 años, estaba lúcido, no mostró ningún tipo de arrepentimiento y que no le pareció que fuera mentalmente inestable más allá de expresar su ideario extremista.

Tarrant permanecerá en prisión provisional hasta el 5 de abril, cuando se espera que comparezca ante el Tribunal Superior neozelandés donde, según el abogado, buscaría utilizar el proceso como altavoz de su ideología. «Sospecho que no evitará la publicidad y que este será la manera como afrontará el juicio. El trabajo del juez será dirimir con esto», dijo Peters.

Además de los 50 muertos, otras 50 personas resultaron heridas en el asalto armado en las dos mezquitas de Christchurch, 34 de los cuales siguen ingresados en el hospital, 12 de ellos en estado crítico.

Más información