Israel mata a tres soldados sirios en el segundo bombardeo en menos de una semana

Un soldado israelí. /AFP
Un soldado israelí. / AFP

Habitualmente argumentan que se trata de ataques contra posiciones de Irán y la milicia libanesa de Hizbolá

MIKEL AYESTARANJeusalén (Israel)

Siria volvió a convertirse en el tablero en el que Irán e Israel dirimen sus diferencias. Tres soldados sirios perdieron la vida y otros siete resultaron heridos, según la agencia oficial Sana, en el segundo bombardeo israelí en suelo sirio en menos de una semana. El opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) elevó a diez el número muertos, entre ellos varios extranjeros, y el Ejército israelí confirmó que sus objetivos fueron «dos baterías de artillería sirias, varios puestos de observación e inteligencia y una batería de defensa aérea SA-2«.

Este fue el balance de la operación lanzada tras el lanzamiento de dos cohetes contra los Altos del Golán, territorio sirio ocupado por Israel desde 1967, y se suma a la larga lista de bombardeos del Estado judío en el país vecino desde el estallido de la guerra en 2011. Antes, los israelíes ni confirmaban ni desmentían estas operaciones, pero ahora se informa de manera oficial y argumentan normalmente que se trata de ataques contra posiciones de Irán y la milicia libanesa de Hizbolá, dos de los grandes aliados del presidente Bashar Al Assad. El primer ministro y ministro de Defensa en funciones, Benjamín Netanyahu, justifica las operaciones bajo el pretexto de que la república islámica y sus fuerzas aliadas «buscan utilizar Siria como plataforma para destruir a Israel».

«Anoche se lanzaron dos cohetes desde Siria hacia el Monte Hermón, en el norte de los Altos del Golán. Uno de los cohetes fue localizado dentro de territorio israelí», señaló un comunicado castrense israelí. A las pocas horas llegó la decisión Netanyahu quien, «tras consultas de seguridad», anunció «medidas decisivas» y dio luz vez a las fuerzas armadas para responder con gran fuerza a cualquier agresión». En este duelo interminable todas las partes «responden» y cada una se remonta a donde más le conviene para acusar a la otra de arrojar la primera piedra.

Los medios oficiales sirios confirmaron los disparos de misiles israelíes al suroeste de Damasco y en la provincia de Quneitra, situada en la meseta de los Altos del Golán. Estos medios aseguraron que la defensa antiaérea abrió fuego y logró interceptar tres misiles enemigos dirigidos contra posiciones próximas a la capital.

Teherán y Damasco tienen un acuerdo de seguridad de defensa recíproca por el que se comprometen a ayudarse mutuamente en caso de agresión externa. Los ministros de Defensa iraní y sirio firmaron además el pasado verano un acuerdo complementario sobre cooperación militar y técnica, pero para Israel la presencia de la república islámica en su frontera norte es una línea roja y en los últimos años ha lanzado «miles de ataques» contra su gran enemigo, según reveló el ex jefe del Estado Mayor , general Gadi Eisenkot, en una entrevista concedida a The New York Times antes de dejar el cargo a comienzos de año.