Buscan el rastro de Khashoggi en la casa del cónsul saudí

Policías turcos acceden ala residencia del cónsul de Arabia Saudí en Estambul/EFE
Policías turcos acceden ala residencia del cónsul de Arabia Saudí en Estambul / EFE

Los medios turcos destacan que al periodista, todavía con vida, le cortaron los dedos y después lo decapitaron, en una tortura que duró siete minutos

MIKEL AYESTARANCorresponsal. Jerusalén

Tras la «falta de cooperación» saudí del martes, los investigadores turcos pudieron acceder este miércoles con 24 horas de retraso a la residencia oficial del cónsul de Arabia Saudí en Estambul y también entraron en el Consulado para efectuar una segunda inspección. Estos registros arrancaron pocas horas después de la salida del país del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien tras su paso por Riad aterrizó en Ankara para reunirse con el presidente, Recep Tayyip Erdogan, y transmitirle que la monarquía del Golfo «está dispuesta a mostrar al mundo entero los resultados» de las pesquisas sobre la suerte del periodista Jamal Khashoggi. Al final de su visita, Pompeo admitió que «ha habido algunos retrasos, pero los turcos parecen convencidos de que los saudíes les permitirán hacer todo lo necesario para completar la investigación».

Después de dos semanas de espera los policías, fiscales y forenses turcos pudieron acceder al Consulado la tarde del lunes y durante nueve horas trabajaron sin descanso. El martes intentaron entrar en la residencia del cónsul, pero no pudieron hacerlo «por la falta de cooperación» saudí, según el ministro turco del Interior, Süleyman Soylu. Ese mismo día, el cónsul Mohamed Otaibi, protegido por la inmunidad diplomática, abandonó el país y voló a Riad. Algunos medios árabes informaron de que el motivo del viaje fue que habría sido destituido.

El registro de su residencia puede resultar clave ya que el día 2 las cámaras de vigilancia no captaron la salida de Jamal Khashoggi del Consulado, pero sí recogieron cómo pocas horas después de su entrada al edificio un convoy de seis vehículos salió de allí y entró en el recinto de la cercana residencia consular.

Han pasado más de dos semanas desde la desaparición del columnista de 'The Washington Post' y cada día fuentes anónimas turcas ofrecen nuevos detalles a la prensa que refuerzan la hipótesis de que Khashoggi fue asesinado de forma salvaje. Tras amenazar con sanciones a su gran aliado en caso de confirmarse su relación con el crimen, Donald Trump envió de urgencia a Pompeo a Riad y Ankara y declaró que espera conocer «resultados sobre el caso antes del final de la semana». El presidente estadounidense puso sobre la mesa la posibilidad de que el asesinato lo podrían haber cometido «elementos incontrolables».

La conexión con Bin Salmán

Estos «elementos» serían los componentes del grupo de 15 saudíes que viajaron a Estambul la víspera de la desaparición, según reveló la prensa turca. 'The New York Times' (NYT) confirmó que «al menos nueve de ellos trabajaron para los servicios saudíes de seguridad, el ejército u otros ministerios». Uno de ellos, identificado como Maher Abdulaziz Mutreb por NYT, acompañó al príncipe heredero Mohamed bin Salmán en sus viajes a Estados Unidos en marzo, así como a Madrid y París en abril.

Medios turcos como el diario 'Yeni Safak' aseguraron haber tenido acceso a grabaciones de audio que se realizaron en el interior del Consulado durante la estancia de Khashoggi. El rotativo detalló que el periodista fue torturado durante un interrogatorio y que los agentes saudíes le cortaron los dedos, antes de «decapitarlo».

El portal digital Middle East Eye también tuvo acceso a una fuente que aseguró haber escuchado la grabación sonora de los últimos momentos del disidente y que detalló que el asesinato se prolongó durante «siete minutos». Salah al-Tubaigy, un médico forense que formaba parte del equipo de 15 saudíes llegados ese día a Estambul, se colocó unos auriculares para escuchar música y comenzó a cortar el cuerpo de Khashoggi cuando estaba todavía vivo. Trump declaró a los medios que había pedido a los turcos que le entregaran estas grabaciones.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos