Antonio Tajani: «No se puede destruir un Estado nacional; en ningún país existen las pequeñas patrias»

Antonio Tajani / Foto: A. Ferreras | Vídeo: A. Ferreras / V. Carrasco

El presidente del Parlamento Europeo recalca que Cataluña no es un problema europeo y defiende que se cambien las leyes para «defender los derechos de las mujeres»

Amparo Estrada
AMPARO ESTRADAMadrid

El presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, recibe este miércoles de manos del Rey el XII Premio Carlos V por su carrera política dedicada a la Unión Europea. Una UE que debe avanzar, dice, impulsada no sólo por el eje franco-alemán, sino también por España e Italia, que han ganado peso tras la salida de Reino Unido.

-Dentro de un año están convocadas las elecciones al Parlamento Europeo. En las últimas (2014), la participación media en la UE fue del 43% -prácticamente la misma que en España, que fue del 43,8%- y aunque por primera vez subió unas décimas sigue siendo una participación muy baja; incluso en algunos países como Polonia, Croacia o Eslovenia apenas supera el 20% ¿Una participación tan escasa no es un suspenso para las instituciones europeas?

Es negativo. Por eso, ahora es importante hablar más con los ciudadanos y contestar bien a sus preguntas. Ellos piden soluciones contra la inmigración ilegal, contra el paro, especialmente el desempleo juvenil, y piden más seguridad. Las instituciones y los estados miembro deben trabajar en dar respuesta a estos problemas. Para ello es importante que el Presupuesto europeo 2021-2027, que estamos empezando a debatir, ponga más dinero para el Plan África, innovación e investigación, pequeñas y medianas empresas y para la agricultura.

-¿Cree que existe cierto déficit democrático en las instituciones europeas? El Parlamento es el único órgano elegido directamente por los ciudadanos.

El Parlamento es la única institución elegida y la más cercana a los ciudadanos. Por eso, yo pido más poder para él, en concreto el poder legislativo, que no lo tiene ahora. Yo estoy a favor de la elección del presidente de la Comisión Europea. El Partido Popular Europeo celebra un congreso para elegir su candidato, como hicimos con Juncker, y decir a los ciudadanos a quién apoyará para la Comisión. Es más transparente, aunque el tratado es claro: la elección corresponde a los estados miembro y se hace después de las elecciones europeas.

-Hablando de la cercanía a los ciudadanos. En España hemos tenido recientemente una sentencia que ha levantado una gran polémica y alarma social: es la sentencia de La Manada. ¿Es partidario de revisar y unificar los códigos penales de los estados de la UE para que se defina con más claridad y sensibilidad qué es violación? ¿Le desconcertó la sentencia del tribunal de Navarra?

Lo importante ahora es cambiar la ley de los países europeos para defender los derechos de las mujeres. Recuerdo que la sanción más dura de la historia del Parlamento la impuse yo al eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke cuando dijo que las mujeres son inferiores a los hombres. Era una declaración en contra del espíritu de la Unión Europea.

-¿Qué poder tienen las 'fake news'? ¿Teme lo que pueden hacer las noticias falsas o la manipulación a través de las redes sociales?

Son un peligro para todos. Hay que trabajar contra ellas antes de las elecciones europeas porque ya sabemos que se han utilizado en anteriores consultas, como con el 'brexit'. Hay países fuera de la Unión Europea que utilizan las 'fake news' para intentar cambiar la situación. Es importante hacer controles. Hemos invitado a Facebook, a Mark Zuckerberg a que venga a hablar en el Parlamento Europeo. Tenemos una posición muy dura ante las noticias falsas y apoyamos la propuesta de la Comisión de autorreglamentación en los países miembro.

-Los independentistas catalanes alegan que sufren persecución política en España. ¿Qué credibilidad tiene Puigdemont en Europa?

Para nosotros el marco constitucional español es el marco constitucional europeo. Todos tienen derecho a hablar, pero no se puede destruir un estado nacional. En ningún país existen las pequeñas patrias, existe la patria española o la italiana. Mi patria no es la región del Lazio, es Italia. Hay que respetar las leyes de los países y España es un país democrático.

-¿Les inquieta la situación en Cataluña?

No me gusta que haya problemas internos en un país, pero no hay mediación europea. La mirada en España la tenemos siempre, pero no es problema de la Unión Europea sino del Gobierno español.

-¿Los nacionalismos son dañinos para Europa o se puede convivir con ellos?

El amor por la patria no es nacionalismo. El nacionalismo es un mensaje negativo, cerrar las puertas de la patria es negativo.

-No hay acuerdo en Europa sobre cómo avanzar en la unión bancaria, fiscal, económica...¿Tendremos una Europa a distintas velocidades ? ¿Es el precio a pagar para no estancarse?

Hay que ir adelante en la armonización fiscal, contra los privilegios de las grandes tecnológicas, también en la unión bancaria. Se puede estudiar una Europa a dos velocidades. Ahora, Alemania, Francia, España e Italia tienen la responsabilidad de empujar adelante toda la Unión Europea para ayudar a los otros países no para hacer cosas contra los otros estados. Después de la salida del Reino Unido, sube la importancia de España e Italia. Europa no puede ser una Europa franco-alemana.

-El presidente del Consejo Europeo cree que las cuotas para acoger refugiados no han servido para nada. Juncker piensa justo lo contrario. ¿Qué opina usted? ¿Qué hacemos con los refugiados?

La solidaridad es importante. Los países del Este no pueden olvidar lo que nosotros hemos hecho para ayudarles a ellos. Ahora también pagamos mucho dinero para ayudarles y pedimos solamente solidaridad: no solicitamos que acojan a millones de refugiados, sólo unos miles y no son todos musulmanes.

-¿Se deben reducir los fondos de cohesión a quien no acepte refugiados como propone el nuevo Presupuesto que ha presentado la Comisión, en lo que es un claro aviso a Polonia y Hungría?

Claro que sí.

-¿Apoya la ampliación de la UE a los Balcanes? ¿Está Europa capacitada para acoger más países que necesitan ayuda?

Es importante trabajar en los Balcanes porque la situación es muy peligrosa por los fundamentalistas musulmanes. Creo que después de 2025, Montenegro y Serbia podrían ser miembros de la UE, si trabajan bien. La estabilidad de los Balcanes es también la estabilidad de Europa.

-Existe cierta fama de que los eurodiputados trabajan poco y cobran mucho. ¿Que hay de verdad en ello?

No es verdad. Trabajan mucho y bien. Eso es una 'fake news'. Es propaganda populista.

 

Fotos

Vídeos