La Policía británica detiene a Assange en la embajada de Ecuador en Londres

Captura del vídeo difundido por Ruptly . / Reuters

El Gobierno de Quito se hartó del fundador de Wikileaks, refugiado de una investigación por violación

IÑIGO GURRUCHAGACorresponsal en Londres

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, comparecerá ante un tribunal de magistrados tras su detención en la Embajada de Ecuador en Londres, donde permanecía refugiado desde hace cerca de siete años. En las últimas semanas, el Gobierno de Lenín Moreno había expresado su deseo de poner fin a la situación en su delegación diplomática.

Ecuador, «soberanamente», dio por finalizado el asilo concedido hace casi siete años a Assange, anunció desde Quito el presidente Moreno.

«La policía metropolitana fue invitada a la sede diplomática por el embajador de Ecuador después de la retirada del asilo por el gobierno ecuatoriano», había afirmado antes la policía de Londres. Assange, de 47 años, fue trasladado «a una comisaría del centro de Londres donde permanecerá hasta que comparezca ante un juez cuanto antes», agregó Scotland Yard en un comunicado.

Assange se refugió en la sede ecuatoriana en junio de 2012 tras agotar los recursos contra la demanda de extradición de una fiscal de Suecia, para interrogarle como parte de su investigación de la denuncia de abusos sexuales y violación por dos simpatizantes del periodista e informático australiano.

El Gobierno de Rafael Correa le dio asilo diplomático, aceptando el argumento de Assange de que la petición sueca era parte de una conspiración para ser enviado finalmente a Estados Unidos, a responder por la publicación de cables diplomáticos y otras informaciones dañinas para la reputación de los gobiernos de Washington.

Las autoridades británicas tendrán que definir ahora los cargos contra Assange, que se limitarán a su fuga de la justicia días después de que el Tribunal Superior de Inglaterra rechazase su último recurso contra la extradición. Las autoridades suecas han renunciado ya a la petición de envío porque los delitos de violación y otros relacionados con el abuso sexual que habría cometido en 2010 han prescrito.

Huésped

El 'impasse' se ha prolongado siete años en Knightsbridge, una de las áreas más lujosas de Londres, donde Assange ha permanecido en la primera planta de un bello edificio de ladrillo rojo recibiendo a multitud de simpatizantes, abogados y emisarios. Su golpe reciente más sonado lo vinculó a intereses de Rusia en torno a la publicación de los correos electrónicos de políticos demócratas en Estados Unidos.

Quito había expresado su creciente molestia con las actividades de Assange relacionadas con terceros países, incluyendo manifestaciones muy críticas al Gobierno español por su conducta en Cataluña. La embajada le dictó en octubre unas nuevas reglas para su continua residencia, limitando sus comunicaciones, y el huésped advirtió de que denunciaría al país anfitrión por vulnerar sus derechos.

Ecuador habría retirado el asilo a Assange antes de la detención y Wikileaks ha expresado en Twitter su condena de lo que considera «una violación de la ley internacional». La breve vista judicial de hoy por el supuesto delito de huir de la Justicia podría llevar al detenido a la prisión provisional, porque los precedentes perjudican una petición de libertad a la espera del juicio.

EEUU ha confirmado su petición de extradición y ha advertido que Assange podría enfrentarse a cinco años de cárcel por un delito de «intrusión informática»

EEUU ha confirmado después su petición de extradición y ha advertido que Assange podría enfrentarse a cinco años de cárcel por un delito de «intrusión informática» y por su papel en la «una de la mayores difusiones de información clasificada en la historia de Estados Unidos».

Más información