El Gobierno francés cifra en 528 los heridos en las protestas del carburante

Manifestatntes vestidos con chalecos amarillos bloquean el acceso a la refinería de Frontignan. /Efe
Manifestatntes vestidos con chalecos amarillos bloquean el acceso a la refinería de Frontignan. / Efe

El ministro Castaner recordó que una persona murió este sábado y que otra ha sido condenada en Estrasburgo, en el este del país, a cuatro meses de prisión firme por poner en peligro la vida ajena y obstaculizar la circulación

EFEParís (Francia)

El Gobierno francés cifró este lunes en 528 los heridos, 17 de ellos graves, por las protestas contra el aumento de los impuestos a los carburantes que tienen lugar desde el pasado sábado. En una intervención ante la prensa, el ministro francés del Interior, Christophe Castaner, informó de que entre las fuerzas del orden hay 92 heridos, dos de ellos de gravedad.

Castaner destacó que, aunque la libertad de expresión y manifestación es un derecho fundamental, no autoriza que «se pueda obstaculizar fuera de todo marco legal la libertad de circulación y la vida comercial y económica».

El movimiento de los «chalecos amarillos», en alusión a la prenda fluorescente que portan los manifestantes y que es obligatorio llevar dentro de los vehículos, protestó en un primer momento contra el alza tributaria de los carburantes para financiar la transición energética. Su protesta se amplió rápidamente a la falta de poder adquisitivo en general.

Este sábado, primer día de los bloqueos, participaron unas 287.700 personas en 2.034 lugares, según cifras oficiales, que este domingo descendieron hasta los 46.000 manifestantes y hoy a unos 27.000, detalló Castaner.

El ministro recordó que una persona murió este sábado y que otra ha sido condenada en Estrasburgo, en el este del país, a cuatro meses de prisión firme por poner en peligro la vida ajena y obstaculizar la circulación. «En un país como Francia todo el mundo debe saber qué se puede hacer y qué no», subrayó Castaner, quien deploró que se hayan multiplicado los actos violentos y el vandalismo.

Recalcó que Francia sigue bajo alerta terrorista y advirtió de que la actual movilización masiva de las fuerzas del orden para garantizar la seguridad en estas protestas tiene un efecto «en la capacidad de intervenir en otros ámbitos».

Los «chalecos amarillos» se han movilizado a través de las redes sociales, en las que para este martes han llamado a bloquear el Estadio de Francia, en las afueras de París, donde se jugará un amistoso entre las selecciones francesa y uruguaya. EFE

 

Fotos

Vídeos