Se elevan a cuatro los fallecidos tras la explosión de París al encontrar a una persona bajo los escombros

Visión general de los destrozos provocados por la explosión en una panadería en París, Francia. / AFP

Una persona que se encontraba en paradero desconocido ha sido encontrada | El Ayuntamiento de París ha señalado que hay doce edificios a los que no se podrá entrar al menos en las próximas 48 horas

EFEParis

Los bomberos franceses han encontrado este domingo una cuarta persona fallecida entre los escombros causados por la explosión este sábado de una panadería en el centro de París debida a una fuga de gas, según ha confirmado la Fiscalía de la capital francesa.

La víctima se trata de una mujer que posiblemente residía en el edificio en el momento de la explosión, según la Fiscalía, sin dar más detalles.

Con el hallazgo de este cadáver ya son cuatro las personas que han fallecido -junto a dos bomberos y una ciudadana española- y otras 40 personas que resultaron heridas, nueve de gravedad, tras la explosión de gas que sacudió la calle de Trévise, en el distrito IX del centro de París.

Los servicios de rescate trabajan «a mano, levantando piedra por piedra», mientras los perros continúan rastreando en busca de más desaparecidos.

Se elevan así a cuatro las personas, que perdieron la vida por la potente detonación, que provocó graves daños materiales en varios edificios y en los comercios colindantes. Entre ellas se encontraba una turista española.

El portavoz ha explicado que el inmueble más afectado deberá ser reforzado de arriba abajo, y que los vecinos no podrán entrar en los edificios cercanos hasta que los arquitectos confirmen que no sufren daños estructurales que puedan suponer riesgo de derrumbe.

Una treintena de bomberos continúan movilizados en las operaciones y seguirán en la calle Trévise «al menos 48 horas o quizá toda la semana».

El Ayuntamiento de París ha señalado en un comunicado que por el momento hay doce edificios a los que no se podrá entrar, como mínimo, en las próximas 48 horas.

Además, varios inmuebles han quedado cortados de la red de suministro de agua, y los vehículos no podrán estacionar en esa calle hasta nueva orden por los riesgos de que caigan cristales.

«Todos los habitantes han encontrado una solución de alojamiento. 38 personas que necesitaban un alojamiento de urgencia han sido reubicados por la municipalidad en hoteles«, señaló la Alcaldía.

Se ha organizado una célula de acogida en la Alcaldía del IX distrito de París para recibir y orientar a las víctimas y se ha puesto un número de teléfono a disposición de todos los afectados.

Más información

 

Fotos

Vídeos