El 'Aquarius' alcanza Baleares en su séptimo día de navegación

Carmen Calvo anuncia que Francia colaborará en la acogida de los refugiados | Miembros de la ONG cuentan que los inmigrantes, cada vez que avistan una costa, preguntan «¿esta es nuestra tierra?»

EFEVALENCIA

El barco 'Aquarius' de la ONG SOS Méditerránee pasó hoy frente a Mallorca en su séptimo día de navegación tras el rescate de 630 inmigrantes en el mar, que serán desembarcados en Valencia tras la negativa de Italia y Malta.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha anunciado que Francia va a colaborar en la acogida de los migrantes del Aquarius, según ha informado el Ejecutivo. Carmen Calvo, encargada de coordinar el dispositivo de acogida, ha aceptado esta propuesta que ha hecho el Gobierno de Francia, tras mantener una conversación con el embajador francés en España. Francia aceptará a los migrantes que, tras su llegada al puerto de Valencia y una vez cumplidos todos los protocolos que establece el procedimiento de acogida, manifiesten su deseo de ir a este país.

La embarcación, con 106 inmigrantes a bordo, y las otras dos de la Marina italiana que la escoltan y que se reparten el resto de los inmigrantes rescatados en el Mediterráneo navegan con un mar «finalmente» en calma, indicó a Efe el cooperante Alessandro Porro.

En la mañana del sábado se ubicaban al norte de la isla balear de Mallorca y una nave militar española les ha dado «la bienvenida» a aguas de España, el país que acogerá a los inmigrantes náufragos después de que ni Italia ni Malta les ofrecieran un puerto seguro.

La ONG ha referido en las últimas horas que muchas de estas personas han sufrido mareos y la enfermedad del mar por las altas olas y el mal tiempo, lo que hizo a la nave desviarse y bordear la isla italiana de sicilia para refugiarse.

El barco se dirige hacia la ciudad de Valencia y en su travesía han pasado por Sicilia y Cerdeña, islas de Italia, y por Córcega, de Francia, sin tener asignado en ellas un puerto. Porro explicó que los inmigrantes, cada vez que avistan una costa, preguntan «¿esta es nuestra tierra?».

En la jornada del viernes salió el sol y, según explicaron los equipos de Médicos Sin Fronteras a bordo del Aquarius, la situación mejoró, los adultos conversaban tranquilamente en la cubierta y los 10 niños se entretenían jugando.

En los últimos días se les ha visto a través de las redes sociales incluso bailar, algo que Porro consideró «normal». «La vida a bordo que hemos mostrado es la que hemos visto en los últimos dos años. Cierto, ahora todo es desesperado, sin final, pero al menos ahora Europa sabe lo que ocurre en la frontera mediterránea», opinó. La llegada al puerto de Valencia está prevista para la mañana del domingo.

Un operativo de más de 2.300 personas

Un total de 2.320 personas integran el dispositivo para dar acogida a los 630 migrantes que llegarán a bordo del Aquarius y dos embarcaciones italianas al muelle uno del Puerto de Valencia. Se calcula que la primera de las embarcaciones, el buque de la Marina italiana Datillo, llegue a entre las 06.00 y las 08.00 horas.

El subdirector general de Emergencia de la Generalitat, Jorge Suárez, ha indicado que tras el Datillo, tres horas más tarde el Aquarius y sobre las 12.00 horas, atracará el Orone. La llegada está prevista de forma escalonada para mejorar la calidad de la atención.

Así, tras una primera atención sanitaria lo más rápida posible en el interior del barco, se procederá a un triaje médico. Aquellas personas que precisen de una atención hospitalaria saldrán ya con un número SIP. Al resto se le proporcionará en sus centros de acogida. A bordo de la flotilla viajan cien menores y 80 mujeres, de las que entre siete y nueve están embarazadas, aunque ninguno de ellos reviste gravedad.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos