La Audiencia de Valencia ordena archivar la causa del circuito de la Fórmula 1

El expresidente de la Generalitat Francisco Camps. /IRENE MARSILLA
El expresidente de la Generalitat Francisco Camps. / IRENE MARSILLA

La Sala dictamina que la prevaricación ha prescrito y no existe malversación en la construcción del trazado

A. Rallo
A. RALLOValencia

La Audiencia de Valencia ha dado la razón a la Fiscalía Anticorrupción: no hay caso del circuito de la Fórmula 1. La Sala ha estimado el recurso del ministerio público en el que recogían que la prevaricación, en caso de existir, había prescrito y que no hubo malversación en las obras del trazado urbano de Valencia. La Abogacía de la Generalitat pese a la posición de la Fiscalía decidió mantener la acusación en solitario y reclamaba siete años de cárcel para el expresidente de la Generalitat Francisco Camps, el principal procesado en esta causa, que se inició a raíz de la denuncia de un extrabajador de una de las firmas que diseñó el circuito.

La Generalitat teorizaba acerca de que se habían malversado más de 50 millones de euros en la construcción del trazado porque ese importe quedaba fuera del convenido que el Ayuntamiento debe imponer al urbanizador del Grao para recuperar parte de las actuaciones que se hicieron en su día. Sin embargo, la única pericial en la causa, un informe de la Intervención de la Generalitat, concluye que no hubo perjuicio económico para el erario y que se respetó el procedimiento administrativo. El Consell, no obstante, había anunciado que iba a presentar otra pericial sobre los sobrecostes en el circuito para así determinar con exactitud la cantidad malversada.

Con la decisión de la sección Quinta de la Audiencia de Valencia, el expresidente ve algo más despejado su horizonte judicial ya que la investigación por este ilícito quedará archivada. La titular del juzgado de Instrucción 17 de Valencia, tras una polémica instrucción, decidió procesar en un durísmo auto a Camps y otros ex altos cargos de la Generalitat, resolución que ahora queda sin efecto.