La Cámara catalana da luz verde a la comisión de investigación sobre el Rey

Quim Torra, conversa con la portavoz del Govern, Elsa Artadi. /Quique García (Efe)
Quim Torra, conversa con la portavoz del Govern, Elsa Artadi. / Quique García (Efe)

El presidente de la Generalitat rompió el pasado verano relaciones con la Casa Real y ha protagonizado ya varios desplantes a Felipe VI

CRISTIAN REINOBarcelona

La mesa de la Cámara catalana aprobó este viernes la creación de una comisión de investigación sobre la Monarquía. La propuesta fue cuestionada días atrás por los grupos de la oposición porque entendían que un Parlamento autonómico no tiene competencias para investigar a la Casa Real. Pero la Mesa, con la mayoría que tienen Junst per Catalunya y Esquerra, rechazó este viernes la reconsideración y dio vio libre a la comisión.

El objetivo de la misma, según sus impulsores (JxCat), busca arrojar luz «sobre las actividades irregulares o delictivas de personas vinculadas a la Familia Real». Además, quiere indagar sobre las «maniobras» que el secesionismo entiende que la Jefatura del Estado orquestó «para presionar a empresas» catalanas a cambiar su domicilio social en los días previos al referéndum del 1-O y para conocer «las estructuras de corrupción y las presuntas cuentas irregulares del Rey emérito en paraísos fiscales».

Esta comisión de investigación se constituirá formalmente una vez que sea aprobada por el pleno de la Cámara catalana, extremo que se da por hecho, porque votarán a favor JxCat, ERC, los comunes y la CUP.

El soberanismo insiste en cargar contra la monarquía, su bestia negra desde el discurso de Felipe VI del 3 de octubre de 2017. Quim Torra ha desplegado una campaña de desprestigio que le lleva a vincular la Casa Real con el franquismo y afirmar casi en todos sus discursos que el 80% de la sociedad catalana rechaza la Corona.

El presidente de la Generalitat, quien este viernes rechazó la invitación para asistir a los actos de celebración de la Constitución porque considera que es una norma que se ha convertido en una «prisión», rompió el pasado verano relaciones con la Casa Real y ha protagonizado ya varios desplantes a Felipe VI. El Parlament aprobó además el 11 de octubre una declaración para reprobar al Rey.

 

Fotos

Vídeos