Greenpeace aborda un barco con aceite de palma en España

Greenpeace aborda un barco con aceite de palma en España
Archivo

Seis activistas de la oenegé realizan una acción de protesta en el Golfo de Cádiz contra un producto que consideran dañino para la selva tropical

COLPISA / AFPCádiz

Seis activistas de Greenpeace abordaron un barco mercante que navegaba en aguas del Golfo de Cádiz cargado con aceite de palma, según la oenegé. La acción era una protesta contra este producto que se usa para fabricar desde jabones hasta galletas. El barco había zarpado de Indonesia, el productor más importante del mundo de este producto, y se dirigía a Róterdam, según informó la organización no gubernamental. En aguas de Cádiz fue abordado por los activistas, todos ellos de diferentes nacionalidades. Una vez en cubierta fueron «arrestados en un camarote» por el capitán del barco, afirmó la ONG. El carguero viró el rumbo para dirigirse a España, con el fin de entregar a los activistas a las autoridades. Sin embargo, la Guardia Civil aseguró desconocer el suceso.

Grupos ecologistas han acusado de la destrucción medioambiental a las compañías fabricantes, hasta el punto de que muchas empresas se han comprometido a no hacer deforestaciones. Sin embargo, los activistas, que antes habían desplegado pancartas en las que se podía leer 'Salvar nuestra selva tropical' y 'No al aceite de palma sucio', aseguran que tales compromisos son difíciles de vigilar y fáciles de romper.

Además de la destrucción de la selva tropical, la limpieza de las denominadas turberas -restos de plantas en semidescomposición-, necesaria para llevar a cabo las plantaciones de aceite de palma, causa un enorme daño medioambiental. Cuando la turba se quema o se limpia, se liberan enormes cantidades de carbono, lo que aumenta el cambio climático, según la ONG.

«Hemos pedido al capitán que los libere para que puedan continuar protestando pacíficamente contra compañías como Wilmar -empresa que había fletado el barco- que proveen de aceite de palma procedente de la destrucción de las selvas tropicales a los supermercados y consumidores», afirmó Hannah Martin, portavoz de la Campaña, desde la embarcación de Greenpeace, 'Esperanza', anclada en la zona.

 

Fotos

Vídeos