El PP elige líder y pasa página a la era de Rajoy

Soraya Sáenz de Santamaría, Luis de Grandes y Pablo Casado./J. P. Gandul
Soraya Sáenz de Santamaría, Luis de Grandes y Pablo Casado. / J. P. Gandul

Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado optan este sábado a presidir el PP en un congreso sin un claro favorito

AGENCIASMadrid

El Partido Popular elige este sábado a su nuevo líder entre la exvicepresidenta del gobierno Soraya Sáenz de Santamaría y el joven diputado Pablo Casado, pasando página a la era de Mariano Rajoy. Los dos candidatos expondrán sus motivos este sábado en el congreso extraordinario del partido, abierto el viernes en un hotel de Madrid.

«Soy la candidata que han votado mayoritariamente los afiliados, soy la candidata de las bases y les puedo asegurar que eso me da fuerza», dijo ayer por la tarde Sáenz de Santamaría, la más votada por la militancia el pasado 5 de julio, en la primera vuelta de unas primarias inéditas en la historia del PP. «Es necesario un cambio de etapa, pero constructivo, no revisionista», señaló Casado, el otro finalista de estas primarias, a las que concurrieron inicialmente seis candidatos.

A las nueve de la mañana termina el plazo de presentación de candidaturas, y será entonces cuando se conocerá el nombre de las personas que los dos candidatos han elegido para formar parte de su equipo. Eso sí, permanecerá la incógnita de si el ganador integrará después a quien no consiga hacerse con el liderazgo del partido o a personas afines a la lista perdedora.

Una vez cumplimentado el trámite de la presentación de candidaturas, el plenario del congreso se reunirá para escuchar las intervenciones de Sáenz de Santamaría y Casado. A continuación comenzarán las votaciones -se dispondrá de una hora y media para ello- y a primera hora de la tarde se conocerá el nombre de la persona que relevará a Rajoy al frente del partido.

La neutralidad de Rajoy

El presidente saliente fue ayer el protagonista de la primera jornada del congreso, en el que todos los intervinientes elogiaron su gestión y su trayectoria y los compromisarios le rindieron homenaje. En su discurso, Rajoy no mencionó a ninguno de los candidatos, pero sí prometió ser leal y pidió responsabilidad a todos.

Fue una intervención en la que defendió su gestión económica, la de la crisis catalana y su política antiterrorista, y confirmó que no abandonará el partido. «Me aparto, pero no me voy», dijo Rajoy, quien ha vaticinado a sus compañeros en el PP lo que harán los españoles en las urnas: «Volverán a buscarnos». Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se despidió del cargo «con la conciencia tranquila, sin cuentas pendientes» y con su lealtad «intacta» al PP y a Rajoy.