El Gobierno no se plantea reducir la presión sobre Maduro

Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores. /EP
Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores. / EP

Borrell asegura que la postura de España sobre Venezuela es «exactamente la misma» que la de la UE

EFE

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha asegurado este miércoles que «en ningún momento» el Gobierno de Pedro Sánchez se ha planteado reducir la presión sobre el régimen venezolano del presidente Nicolás Maduro.

«No hemos pensado cambiar la presión sobre el régimen», ha asegurado el ministro tras subrayar que la postura de España es «exactamente la misma» de la de la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini.

Borrell ha respondido así en la sesión de control al Gobierno en el Congreso al ser preguntado por la diputada de Ciudadanos Melisa Rodríguez, quien ha pedido al Ejecutivo que «no mire para otro lado» ante el sufrimiento de los venezolanos.

El ministro ha asegurado que la situación en el país latinoamericano es una de las principales preocupaciones del Gobierno, que se mantiene «en permanente contacto» con la oposición venezolana y que ha apoyado la imposición de sanciones personales a dirigentes del régimen de Maduro.

También ha subrayado que para el Ejecutivo de Sánchez «la única solución» a la situación es «una salida negociada entre los propios venezolanos», en la que coincide con la UE.

Si España no se ha adherido a la petición de que el Tribunal Penal Internacional investigue al Gobierno de Maduro por delito de lesa humanidad es para no interferir en el otro proceso ya en marcha en dicha corte y porque «podría afectar negativamente a la posibilidad de establecer una vía dialogada a la salida del conflicto», ha explicado.

Finalmente, Borrell ha asegurado que España también apoya el plan de la alta comisionada para Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, de viajar a Venezuela (si la invita el Gobierno de Maduro) para realizar una investigación independiente sobre la muerte del opositor Fernando Albán al caer desde un décimo piso cuando estaba siendo interrogado en la sede de la agencia estatal de inteligencia.

Aznar reclama a Sánchez que respalde la denuncia del TPI contra el «dictador» venezolano

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha instado al Ejecutivo de Pedro Sánchez a apoyar la iniciativa para juzgar al «dictador» venezolano, Nicolás Maduro, ante el Tribunal Penal Internacional (TPI), al considerar «absolutamente contraproducente» cualquier plan para reactivar el diálogo político en el país sudamericano.

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, confirmó la semana pasada que el Gobierno no se sumará a la denuncia anunciada por seis países contra Maduro, tal como han reclamado PP y Ciudadanos, entre otras razones porque considera que es necesario dejar actuar a la Fiscalía del TPI y hay un «problema de oportunidad».

Aznar se ha referido al tema desde Bogotá, donde se ha visto con el presidente colombiano, Iván Duque, uno de los impulsores de una iniciativa que espera sea «acompañada por otras democracias en el mundo, no solamente en Latinoamérica». «Me gustaría mucho que la posición del Gobierno español fuese también la de enviar al dictador Maduro a la Corte Penal Internacional», ha señalado en una comparecencia ante los medios.

«Creo que la posición correcta debe ir acompañada por todas aquellas medidas que sirvan para intentar rescatar la democracia» en Venezuela, ha añadido Aznar, que ha tachado de «brutal» y «tremenda» la «catástrofe» humanitaria que atraviesa el país sudamericano. Para el expresidente, la crisis venezolana «no se soluciona con ningún tipo de diálogo político absolutamente contraproducente».

Asimismo, ha considerado que Venezuela es el ejemplo práctico de «a qué conducen la práctica de algunas políticas que solamente significan la ruina, la destrucción, el empobrecimiento y el exilio»

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos