El Gobierno prevé aprobar la fecha de la exhumación de Franco el próximo viernes

Agentes de la policía nacional custodian el mausoleo de Mingorrubio, en El Pardo, donde serán trasladados los restos del dictador Francisco Franco./Reuters
Agentes de la policía nacional custodian el mausoleo de Mingorrubio, en El Pardo, donde serán trasladados los restos del dictador Francisco Franco. / Reuters

Sigue con la idea de fijar el día cuando se conozca la sentencia del Supremo y pese a la paralización judicial de la licencia de obra

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

El Consejo de Ministros aprobará el próximo viernes, 4 de octubre, el acuerdo que pondrá fecha a la exhumación del dictador Francisco Franco si recibe la sentencia del Tribunal Supremo a tiempo de cumplir todos los trámites, según explicó este viernes la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Celaá señaló que el Gobierno debe volver a completar todo el proceso administrativo y aprobar un nuevo acuerdo, pero para ello primero debe recibir la sentencia. El nuevo acuerdo del ejecutivo precisará la fecha de la exhumación del Valle de los Caídos y la inhumación en el cementerio de Mingorrubio-El Pardo.

Esta semana el Tribunal Supremo solo dio a conocer su fallo, en el que avalaba el desenterramiento de los restos del dictador y su traslado a El Pardo, en contra del criterior de la familia, que prefería la Catedral de La Almudena. A la espera de dicha resolución, Celaá reiteró que el proceso «se hará de manera decorosa, discreta y digna, sin que se convierta en un espectáculo público ni en una apología ni exaltación de la dictadura y del dictador».

Para la ministra portavoz en funciones, la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo es una «victoria democrática», cuyo proceso no se puso en marcha «por electoralismo o guerracivilismo» como le acusan algunos, sino cumpliendo un «mandato mayoritario del Congreso de los Diputados». En concreto, una proposición no de ley que se aprobó en 2017 sin votos en contra (el PP se abstuvo y también ERC, que quería ir más allá).

La decisión del Gobierno de poner fecha a la exhumación cuanto esté la sentencia tendrá un escollo: la paralización de la licencia de obra para levantar la sepultura. Un juzgado contencioso de Madrid mantiene la suspensión y también espera la resolución para mover ficha.