Los independentistas acudirán a las urnas con una triple bandera: absolución, libertad y derecho de autodeterminación

El presidente de la Generalitat, Quim Torra. /Efe
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. / Efe

«No se puede gobernar España sin Cataluña», afirma Eduard Pujol (JxCaT)

CRISTIAN REINO

El portavoz de Esquerra en el Congreso, Joan Tardà, ha afirmado este viernes desde Barcelona que la formación republicana se presentará bajo tres banderas a la cita electoral del 28 de abril: absolución, libertad y derecho de autodeterminación. Las elecciones se celebrarán en plena celebración del juicio contra los líderes del 'procés' y la declaración de los acusados, como el jueves dejó claro Oriol Junqueras, también forma parte de la campaña electoral. Esquerra, como en esta pasada legislatura acudirá al Congreso con un objetivo: lograr sentar en la mesa al Gobierno para negociar un referéndum de autodeterminación. «Solo hay una salida: diálogo y negociación», ha asegurado Tardà.

A su juicio, es un error que el Ejecutivo de Sánchez se haya «plegado» a la presión de sus barones territoriales y a la derecha, pero le ha emplazado a volver al punto donde se truncó la semana pasada el diálogo entre el Gobierno central y el catalán. Y ha avisado: «No renunciaremos a ejercer el derecho de autodeterminación», ha expresado. «Las urnas no nos dan miedo», ha apuntado. De hecho, las encuestas son muy favorables a Esquerra, que en las pasadas elecciones obtuvo nueve diputados en el Congreso, su mejor registro desde la recuperación de la democracia.

Aunque las fuerzas secesionistas afirmaron en las pasadas elecciones generales, que aquella sería su última cita electoral dentro del Reino de España, la República declarada el 27 de octubre de 2017 no tuvo efectos y Cataluña no se convirtió en un Estado independiente. En consecuencia, tanto Esquerra como el PDeCAT volverán a ser de la partida en las próximas elecciones generales fijadas esta mañana por el presidente del Gobierno para el 28 de abril. La CUP, por su parte, nunca ha concurrido a unos comicios generales y no está previsto que lo haga en esta ocasión.

El espacio del PDeCAT, mientras, aún tiene que definirse sobre cómo se presentará a las elecciones. Hace casi un mes que Puigdemont, Torra y Sànchez lanzaron la Crida, pero esta marca sigue sin concretar si estará en la lucha electoral. Esta mañana, los principales dirigentes de JxCat y el PDeCAT han celebrado una reunión de coordinación pero no han definido la fórmula. Sí han precisado que estarán en la cita electoral, sea la marca que sea, y que se presentarán como «muralla democrática y republicana, a favor de Cataluña ante la tentación del Estado de coger la bandera del 'a por ellos' y de la represión». El espacio postconvergente, como Esquerra, aboga por que el proceso catalán culmine con «democracia, urna, diálogo y sin renunciar a la autodeterminación».

«No se puede gobernar España sin Cataluña», ha afirmado el portavoz de JxCat, Eduard Pujol, consciente de que la aritmética en el Congreso ha conformado estos últimos meses una alianza entre el PSOE y las fuerzas secesionistas y Podemos. El PDeCAT obtuvo ocho diputados en las últimas elecciones. Carles Puigdemont, a través de Twitter se ha abonado a la teoría de que Sánchez ha cedido ante las fuerzas de la derecha. «Pues sí, se ve que el PSOE también se manifestaba en Madrid pidiendo elecciones», ha tuiteado.

Más información