Jordi Turull, el fiel escudero de Pujol, Mas y Puigdemont | BURGOSconecta

Jordi Turull, el fiel escudero de Pujol, Mas y Puigdemont

Jordi Turull./Afp
Jordi Turull. / Afp

Estuvo un mes en prisión con su inseparable Josep Rull, desde siempre en segundo plano

CRISTIAN REINOBarcelona

No es el más brillante orador ni el mejor estratega ni va sobrado de carisma. Jordi Turull (Parets del Vallès, 1966) siempre ha sido un hombre de partido y en la sombra. Fiel escudero de los líderes convergentes, primero con Jordi Pujol, luego con Artur Mas, Oriol Pujol y finalmente con Carles Puigdemont. Su virtud ha sido ser capaz de sobrevivir a los ocasos de unos y otros. Fue el más ‘pujolista’ del partido, tambíen el más ‘masista’ y en los últimos tiempos pocos en el PDeCAT le ganaban en entusiasmo por Puigdemont. Es un superviviente nato.

En el congreso fundacional del partido que sucedió a Convergència aspiraba al liderazgo, pero perdió el pulso con la nueva hornada y se quedó fuera de la dirección. Perdió la batalla interna, pero no la guerra, porque desde la presidencia del grupo parlamentario de Junts pel Sí pilotó la mutación ideológica del otrora nacionalismo moderado, convertido ahora al independentismo radical.

Cuando Neus Munté (junto con Jordi Jané y Meritxell Ruiz) se bajó de la nave del Gobierno catalán en julio de 2017, Turull asumió la Consejería de la Presidencia y se convirtió en portavoz del Ejecutivo catalán. Puigdemont lo eligió no por su finura dialéctica, sino como el vocero agresivo para los meses más duros del proceso.

Ascendió con Oriol Pujol

Siempre presume de vallesano y de ‘perico’, lo que siempre imprime un rasgo de personalidad especial. Fumador empedernido, ascendió de la mano de Oriol Pujol, de quien fue mano derecha y leal colaborador. Turull siempre defendió la inocencia del hijo de Jordi Pujol, al que acompañó hasta las puertas del tribunal cuando acudió a declarar como imputado por el caso ITV. «Es la reencarnación del 3%», dijo ayer de él una diputada de la oposición.

Del sector más radical, Turull se plantó en persona el pasado julio, al poco de ser consejero, en las puertas del Palau de la Generalitat para impedir la entrada de la Guardia Civil para recabar información sobre el caso 3%. «Estamos ante un dirigente sectario», apunta un antiguo colaborador en la entoces CiU.

Licenciado en Derecho y diputado autonómico desde 2006, nunca ha dado el salto a la política nacional. Su única incursión en la política española la hizo en 2014, cuando fue uno de los tres diputados elegidos por el Parlamento catalán (junto a Marta Rovira y Joan Herrera) para defender en el Congreso el derecho de los catalanes a votar en un referéndum.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos