La juez manda a la cárcel al 'Rey del Cachopo' por el asesinato de su novia

César Román es detenido por la policía./Policía Nacional
César Román es detenido por la policía. / Policía Nacional

Román, traslado a Madrid, se ha negado a declarar hasta que se levante el secreto del sumario | «No he matado a nadie», ha dicho en los pasillos a los periodistas antes de su comparecencia

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La juez de instrucción número 32 de Madrid, Rosa María Freire, ha decretado el ingreso en prisión incondicional del 'Rey del Cachopo' por el asesinato el pasado agosto de su novia, la hondureña Heidi Paz Bulnes. César Román, traslado esta mañana de Zaragoza, donde fue detenido el pasado viernes hasta Madrid, se ha negado a declarar ante la magistrada. Su abogado, Javier Notivoli, ha explicado que el acusado no declarará hasta que se levante el secreto del sumario y se conozcan las acusaciones contra su cliente. «No he matado a nadie», ha dicho Román sonriente y aparentemente tranquilo en los pasillos a los periodistas antes de su comparecencia, a pesar de las contundentes pruebas que pesan contra él, entre ellas la identificación «inequívoca» del empresario en el lugar del crimen poco después de la desaparición de la víctima.

César Román, que ha sido llevado a Soto del Real, está investigado inicialmente por la supuesta comisión de un delito de homicidio doloso o un delito de asesinato. «Esta imputación será concretada técnicamente según se vayan practicando las correspondientes diligencias de investigación en el marco de la instrucción judicial», ha explicado el Tribunal Superior de Madrid.

La magistrada ha acordado también el levantamiento del secreto de las actuaciones, que estaba en vigor en aplicación de la orden de busca y captura internacional, figura que hizo posible su detención el pasado viernes, día 16, en Zaragoza.

Así, el Juzgado de Instrucción nº 32 de Madrid mantiene, por el momento, la competencia de la investigación, ya que era el órgano judicial que se encontraba en funciones de guardia de diligencias el día en que se hallaron los restos mortales de la víctima en Madrid. No obstante, no se descarta que en breve pueda inhibirse a favor de los juzgados especializados de violencia de género, ya que existía una relación sentimental entre la víctima y su supuesto asesino.

Según han desvelado fuentes de la investigación, un taxista dijo a la Policía que llevó el 5 de agosto al 'Rey del Cachopo' a la nave del barrio de Usera de Madrid donde aparecieron los restos de la víctima calcinados ocho días después.

Los agentes llegaron a este taxista después de que la juez Freire autorizara a a los agentes del grupo VI de Homicidios de la Brigada de Policía Judicial a acceder al listado de llamadas del empresario.

En ese elenco, una llamada saliente, realizada el 5 de agosto, el mismo día que dejó de funcionar el móvil de la fallecida, llamó la atención de los investigadores. A las 16:21 horas, el 'Rey del Cachopo', que por entonces llevaba cinco días desaparecido, telefoneó a Radiotaxi para pedir un vehículo. Localizado el conductor que realizó aquel servicio, éste desveló que trasladó a Román (al que identificó sin género de dudas sobre todo por su corta estatura) a la nave de Usera, que el restaurador tenía alquilada para montar el que iba a ser su sexto restaurante asturiano en la capital de España.

El taxista relató a la Policía que el sospechoso portaba una maleta de grandes dimensiones, que podía pesar más de 60 kilos, y que él mismo tuvo que ayudar al cliente para meter el bulto en el maletero. Posteriormente, el conductor identificó la maleta en las fotografías que la Policía le enseñó de la valija que el o los asesinos dejaron en el semisótano del local, junto a un charco de sangre y los restos calcinados del torso de la ciudadana hondureña.

Hay otros indicios contra el 'Rey del Cachopo', según estas mismas fuentes. Ese mismo día 5, fecha que la policía apunta en que podría haberse producido el asesinato, Román intentó vender varios excedentes de sus restaurantes para obtener de forma rápida dinero en efectivo. Al menos, según los testigos, mantuvo una reunión para tratar de vender varias cajas de cerveza, pero el trato no fructificó.

En la nave, además, han aparecido algunos cuchillos cocina de la misma marca y modelo que Román solía usar en sus restaurantes. Solo una prueba «circunstancial» más, según admiten los investigadores. Además, solo él tenía las llaves de la nave donde se halló el cuerpo.

 

Fotos

Vídeos