Las primarias del PP serán una pugna de dos

José Manuel García-Margallo. / Efe

Feijóo y Santamaría callan, Cospedal apoyará al presidente gallego y los barones aprietan para que haya un solo candidato | El aparato del partido y la mayoría de los líderes territoriales respaldan al presidente gallego, pero por ahora se hace de rogar

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Los dos guardan silencio, pero en el partido son los únicos nombres de los que se habla con seriedad. Alberto Núñez Feijóo y Soraya Sáenz de Santamaría no enseñan sus cartas, pero sus partidarios no dejan de trabajar. El presidente de la Xunta de Galicia ha anunciado que expondrá sus intenciones en un acto del partido antes del miércoles. La exvicepresidenta ni eso, aunque uno de sus más firmes escuderos, Alfonso Alonso, líder del PP vasco, dio un paso importante para aclarar sus planes y subrayó que Sáenz de Santamaría encarna la «renovación muy profunda» que necesita su partido.

En el PP casi han descartado que la secretaria general, Dolores de Cospedal, vaya a sumarse a la carrera por la sucesión. Fuentes cercanas a la también exministra de Defensa han señalado en las últimas horas que apoyará la candidatura de Feijóo si es que la formaliza porque es «lo mejor» para el PP. Solo si el presidente de la Xunta de Galicia rehusara ser candidato se replantearía su posición. Una negativa que los dirigentes populares descartan, aunque reconocen que el silencio contribuye a que el nerviosismo crezca.

Feijóo solo ha dicho que se lo está «pensando» porque tiene un compromiso público con Galicia, prometió que gobernaría hasta que acabe la legislatura en 2020. «Ser presidente de la Xunta es lo que más pesa en mi decisión», señaló este jueves. En su entorno también indican que su situación personal, fue padre por primera vez en febrero de 2017, puede ser una rémora.

Pero la opinión más extendida entre los dirigentes es que dará el paso adelante porque además, de «su legítima ambición personal», palabras de un barón territorial, sabe que su liderazgo enterraría la posibilidad de guerras internas en el partido. Algo que sería muy dudoso con Sáenz de Santamaría. «Se deja querer para que la petición de que sea candidato sea muy mayoritaria y disuada al resto» de aspirantes, diagnostica un diputado.

Tres mayorías absolutas

Además ya ha hecho algún guiño positivo, al menos así lo han interpretado algunos en su partido, al poner en valor que ha obtenido tres mayorías absolutas consecutivas en Galicia en 2008, 2012 y 2016, y que es el único presidente autonómico, no solo del PP sino de España, que gobierna con mayoría absoluta. Unos datos que no se mencionan si uno no va a presentarse a la sucesión.

Feijóo, además, cuenta con el apoyo de una muy amplia mayoría de los líderes territoriales del PP, y si Cospedal hace público su respaldo recabará casi el de la totalidad. Sáenz de Santamaría, en cambio, tiene menos ascendiente entre el aparato del partido, se puede decir que solo tiene el sostén de los líderes populares en el País Vasco y Canarias. Pero tiene una baza, el tirón entre las bases. «Es improbable que el PP se contagie del efecto Sánchez» y que alguien obtenga en las primarias el voto mayoritario de los afiliados, comentaba estos días un integrante del comité organizador del congreso extraordinario del 20 y 21 de julio.

El diputado José Ramón García-Hernández fue ayer el primero en postularse

Una opinión fundada porque en todos los procesos de primarias de ámbito autonómico celebrados hasta ahora en el PP el ganador siempre ha sido alguien respaldado por la dirección. Nunca se ha producido una rebelión de las bases como ocurrió con Pedro Sánchez en las primarias del PSOE del año pasado. La candidatura de la exvicepresidenta podría reeditar esa situación, según sus seguidores.

La dirección del PP también espera que surjan candidatos que no tienen nada que hacer, pero que aprovecharán las facilidades para serlo, basta con reunir cien avales, para buscar su minuto de gloria. De hecho, el viernes se oficializó la primera candidatura. Es la de José Ramón García-Hernández, secretario ejecutivo de Relaciones Internacionales del partido. Y hoy se han oficializado la de Pablo Casado y José Manuel García Margallo. Todas las incógnitas se despejarán entre mañana y el miércoles.

Los populares confían en que vote al menos el 10% del censo

«Si vota el 10% del censo nos podemos dar con un canto en los dientes», afirman en el comité organizador del congreso extraordinario del PP del 20 y 21 de julio. Las expectativas de participación de los militantes en las primarias del 5 de julio son modestas, pero realistas. El partido tenía a 6 de junio 869.535 afiliados, aunque desde la dirección se reconoce que es una cifra inflada porque nunca se ha depurado el censo y figuran en los registros todos los que se han inscrito a lo largo de los años. Ni se han eliminado los fallecidos ni las personas que han dejado de pagar las cuotas.

Las votaciones para elegir a los candidatos a sucesor de Mariano Rajoy serán, por tanto, una buena oportunidad para conocer la verdadera musculatura del partido. El PP de Madrid, de acuerdo a las cifras que maneja la dirección nacional del partido, tiene casi cien mil militantes, pero la anterior presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, purgó las bases de datos y resultó que tenían carné 68.427, más de 30.000 menos porque 4.227 habían muerto y se desconocía el paradero de 24.694. De esos 68.427 afiliados, apenas el 11% participó en la primarias regionales de febrero de 2017.

El porcentaje fue tan bajo porque se exigió estar al corriente del pago de cuotas, 20 euros al año, e inscribirse en un registro para participar en la votación. Los porcentajes de participación en Madrid se repitieron en Castilla y León, Canarias y Andalucía, se movieron entre el 10 y 12%, en las primarias convocadas para elegir a sus líderes regionales.

La dirección nacional del PP prevé que suceda lo mismo en esta ocasión a ámbito nacional porque también hay que estar al día en el pago de las cuotas e inscribirse para votar. En ese momento se podrá comprobar que la militancia real está en el entorno de las 100.000 personas.

Más información

 

Fotos

Vídeos