Alarma por varias agresiones de presos a funcionarios en las cárceles de Estremera y Aranjuez

Imagen de archivo de la cárcel de Aranjuez (Madrid)./EFE
Imagen de archivo de la cárcel de Aranjuez (Madrid). / EFE

Miembros de una banda taiwanesa han golpeado a cuatro trabajadores | En otro caso, un preso mordió el brazo de uno de los vigilantes mientras agredía a sus dos compañeros

EUROPA PRESSMadrid

Aumenta la preocupación en el colectivo de los funcionarios de prisiones después de que varios presos de las cárceles de Aranjuez y Estremera hayan herido a varios trabajadores en dos incidentes violentos distintos registrados en los últimos días en ambos centros, tal y como ha denunciado la Agrupación de Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip).

La primera de ellas tuvo lugar la noche del 31 de julio en el penal de Estremera. Un interno en primer grado fue trasladado de urgencia a la enfermería tras haber ingerido un número significativo de pastillas, por encima de las 60, según manifestaba.

Allí, en la enfermería, fue donde agredió a varios funcionarios. El más grave recibió un mordisco en el brazo mientras sujetaba al preso por orden médica. Tanto éste como el resto de los trabajadores golpeados fueron atendidos en el mismo centro, según detalló en sindicato en un comunicado.

El incidente violento más reciente ocurrió este miércoles por la tarde en la prisión de Aranjuez. Todo comenzó cuando a un preso le fue detectado en su celda una gran cantidad de tabaco que no podía acreditar haber adquirido en el economato.

Tras el registro, el reo, Chen Y.H. fue a una de las cabinas alterado y gritando comenzó a golpear una ventanilla. Un funcionario le pidió que parara, momento en el que le agredió. Otros dos reos taiwaneses incitaron al resto para que aumentara la agresión. En total, cuatro funcionarios fueron golpeados y los tres presos inmovilizados y trasladados a un módulo de aislamiento.

Banda taiwanesa

Por todo ello, el sindicato Acaip ha pedido que trasladen y separen de la cárcel a la banda taiwanesa de más de 100 individuos -la implicada en este caso y otras peleas similares- que se encuentra en esta prisión tras ser detenidos hace dos años por estafar teléfonos a miles de ciudadanos chinos.

Asimismo, en el anterior comunicado denunciaron su «desprotección ante hechos cada vez más frecuentes», incluso con riesgo biológico, como el de la semana pasada en Estremera. «Una vez más debemos recordar que el protocolo antiagresiones vigente no sirve para nada salvo para proteger a la Administración», concluyó el sindicato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos