Torra y Puigdemont exigen «hechos» inmediatos a Sánchez

Quim Torra y Carles Puigdemont. /Afp
Quim Torra y Carles Puigdemont. / Afp

El president y su mentor abren el curso codo a codo y ofrecen diálogo sin renunciar a hacer «real» la república

CRISTIAN REINOBarcelona

Esta vez evitaron el ultimátum («el periodo de gracia se acaba», advirtió Carles Puigdemont a Sánchez en julio), pero tanto el presidente de la Generalitat como su antecesor presionaron hoy a Pedro Sánchez para que mueva ficha y ponga sobre la mesa una propuesta de solución para la cuestión catalana.

Quim Torra y Carles Puigdemont, y varios consejeros, se reunieron hoy en Waterloo, desde donde el expresidente dirigirá el Consejo de la República, y lanzaron un aviso al jefe del Ejecutivo central. «Reclamamos urgentemente que explique cuál es su proyecto para Cataluña, queremos ver hechos. Pedimos inteligencia», afirmó Quim Torra. «Estamos ante un trimestre con nubes negras. Pero podría ser el de las grandes oportunidades si Sánchez sabe leer bien la realidad», apuntó Puigdemont. «Le pedimos que respete la voluntad de los catalanes», remató.

El corto plazo -con la Diada del 11-S, los aniversarios del 1-O y el 27-O y el juicio en otoño a los líderes del 'procés'- estuvo en el centro de la larga reunión ente ambos. Un goteo de acontecimientos para los que los líderes independentistas llamaron a la ciudadanía a movilizarse.

Un año más, el secesionismo volverá a emplear la fuerza de la calle como elemento de presión para sus reivindicaciones. Que pasan por, salvo que fructifique el incipiente diálogo entre Madrid y Barcelona, «implementar la república y hacerla real», según amenazó Torra. El presidente de la Generalitat evitó hoy prometer lealtad a la Constitución y señaló que solo obedecerá al Parlamento.

El jefe del Ejecutivo autonómico reivindicó su autonomía al frente del Gobierno catalán, pero la escena que ofreció ayer junto a su antecesor (la quinta visita en cien días) no pudo ser más elocuente. El día que arrancaba el curso político, viajó a Waterloo, para pedir «consejo», y compareció ante los medios junto a Puigdemont, en una especie de bicefalia, en la que uno es «el presidente» y el otro el «líder de nuestro movimiento», según Torra.

La ANC amenaza con paralizar Cataluña en recuerdo del 1-O

Un nuevo «paro de país», como los que se vivieron el pasado 3 de octubre o el 8 de noviembre en Cataluña, es la propuesta que lanzó este lunes la ANC para conmemorar el 1-O. La del 3 de octubre, que culminó con la comparecencia del Rey, se convocó para exigir la declaración unilateral de independencia tras el referéndum y como protesta contra las cargas policiales. La ANC presiona a los partidos secesionistas, a los que critica que no sean capaces de acordar una hoja de ruta para hacer efectiva la república, y también a la Generalitat, a la que ve «desorientada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos