IU también rompe con Podemos en Madrid

Pablo Iglesias, en su mitin del pasado fin de semana en Madrid./AFP
Pablo Iglesias, en su mitin del pasado fin de semana en Madrid. / AFP

La izquierda concurrirá, a día de hoy, dividida en cinco fuerzas políticas a los comicios regionales del próximo 26 de mayo

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Salvo sorpresa de última hora, la izquierda concurrirá más dividida que nunca a las autonómicas en la Comunidad de Madrid, una región gobernada por el PP desde 1995. Las bases de Izquierda Unida han rechazado la oferta de Podemos para concurrir juntos a los comicios del 26 de mayo, un acuerdo que en el referéndum apenas apoyaron un 37% de los afiliados que participaron en el proceso.

La negativa de IU, que ha llegado tras meses de negociaciones repletas de tiras y afloja, viene dada por el reparto de las listas. La formación de Pablo Iglesias, y que presentará como candidata a la Presidencia madrileña a Isabel Serra, ofreció a IU los puestos 2, 6, 12 y 13 de la candidatura, además de disponer del 33% de los recursos del grupo parlamentario en la Asamblea. Es insuficiente, según han sentenciado los afiliados.

 Aún queda tiempo para retomar las negociaciones, pero, a día de hoy, están sobre la mesa cuatro candidaturas progresistas. El PSOE de Ángel Gabilondo parte como favorito en las encuestas, pero necesitará ayuda para gobernar. Ciudadanos extendió la pasada semana a Madrid el veto a cualquier pacto con los socialistas, lo que, de materializarse tras las autonómicas, dejaría a Gabilondo con la única opción de apoyarse en las fuerzas de izquierda, siempre y cuando la suma de PP, Cs y Vox no permita reeditar un pacto a la andaluza.

Podemos y Más Madrid lucharán por la segunda posición entre las fuerzas progresistas. Los de Iglesias no presentarán candidato contra Manuela Carmena en el Ayuntamiento de la capital, pero sí lo harán contra Íñigo Errejón.

Para lograr representación en la Asamblea de la Comunidad de Madrid es necesario superar la barrera del 5% de los votos. La candidatura que no lo logre, dará sus votos por perdidos. Es lo que le ocurrió a IU en las pasadas autonómicas. Se quedó en el 4,1% de los sufragios y PP y Ciudadanos superaron por un escaño a la suma de PSOE y Podemos.