Sánchez y Casado se reúnen el jueves en la Moncloa

Pedro Sánchez, durante una rueda de prensa. /Efe
Pedro Sánchez, durante una rueda de prensa. / Efe

El líder del PP exigirá un «refuerzo institucional» frente al secesionismo mientras el Gobierno exige «lealtad» en asuntos de Estado

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

Pedro Sánchez y Pablo Casado por fin han logrado cuadrar sus agendas. El presidente del Gobierno recibirá en el Palacio de la Moncloa al flamante líder del PP el jueves a las cinco de la tarde. La estrategia de oposición inaugurada por el dirigente popular tras su victoria sobre Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso del 21 de julio augura un difícil entendimiento, pero aun así el Ejecutivo apela a la colaboración.

La vicepresidenta Carmen Calvo argumentaba este martes que la democracia es, por supuesto, «confrontación» pero que también implica la búsqueda de consensos en asuntos de Estado. «A nosotros nos avalan los hechos -dijo en alusión al apoyo dado al Ejecutivo en materia antiterrorista o frente al desafío catalán mientras el PSOE estuvo en la oposición-, somos coherentes, pedimos lealtad en asuntos que no deben entrar en la danza de la disputa política».

A populares y socialistas les separan muchas cosas. Casado ha dejado claro que piensa hacer de la política migratoria uno de sus caballos de batalla y también que tumbará la senda de déficit y deuda con la que el Gobierno debe elaborar los Presupuestos. En estos asuntos no se comporta de manera diferente a como lo hizo Sánchez, aunque ahora el PSOE apele a la «responsabilidad» de su principal rival.

El PP, sin embargo, también ha entrado a atacar al Ejecutivo por su diálogo con la Generalitat (Rajoy también puso en marcha una 'operación diálogo') o por el anuncio de que revisará la dispersión de los presos de ETA una vez disuelta la banda terrorista.

Al encuentro con Sánchez, Casado llevará, según apuntan en su partido, su propuesta de reforma de la ley electoral para que en los ayuntamientos gobierne el más votado y también pedirá un «refuerzo institucional» frente al independentismo. Entre sus ideas están la reforma del Código Penal para castigar el referéndum ilegal e introducir la sedición impropia.

Posiciones «comunes»

Este miércoles, Casado ha confirmado que propondrá al presidente la necesidad de que PP y PSOE dialoguen e intenten «mantener posiciones comunes, dentro de la responsabilidad» en las cuestiones importantes para España, como inmigración, política económica o política territorial.

Casado, que se ha desplazado a Algeciras tras las últimas llegadas de inmigrantes ha avanzado que planteará a Sánchez la necesidad de que haya una política «eficaz, sin demagogia y sin buenismos».

Otros asunto que llevará a la reunión será la política económica y los compromisos internacionales que tiene que cumplir España en la senda de déficit, techo de gasto y política fiscal. También exigirá al presidente que «no haya ningún tipo de acercamiento de presos etarras a las cárceles del País Vasco».

En cuanto a la política territorial, planteará que no haya «ninguna cesión» a los independentistas ni se permita «chantaje» por parte de éstos; mientras que en tema internacional, pondrá sobre la mesa «lo que está pasando en el resto del mundo y que desde España no haya un aislacionismo ante conflictos comerciales a nivel internacional o ante la política de Venezuela, Nicaragua y la Unión Europea».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos