Teresa Ribera, una luchadora por el planeta

Teresa Ribera./Efe
Teresa Ribera. / Efe

Su ingreso en política, según ha afirmado en varias entrevistas, vino motivado por su convencimiento de que la administración de lo público «es la mejor forma de ayudar a crear una sociedad mejor»

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Medio Ambiente ha sido una 'viajera' a la que el PP y el SPOE no han dejado que vaya sola. Apareció en 1993 incrustada en el departamento de Obras Públicas de Josep Borrell en 1993. Solo ha transitado en libertad entre 1996 y 2008. Isabel Tocino, el ahora defenestrado Jaume Matas, Elvira Rodríguez y Cristina Narbona ocuparon el ministerio, al que Mariano Rajoy relegó a una secretaría de Estado en el macroministerio Miguel Arias Cañete primero e Isabel García Tejerina, segundo. Ahora, dos años y medio después de la entrada en vigor del Acuerdo de París (COP21), Teresa Ribera asume una cartera agigantada y con el bienestar del planeta como eje: Ministerio de Energía, Agua, Medio Ambiente y Cambio Climático.

Un ministerio transversal como han hecho otros gobiernos europeos para encarar el compromiso de la Unión Europea con el COP21. Y Pedro Sánchez ha elegido a Teresa Ribera (Madrid, 1969) como la encargada de llevar a cabo esa transición. Aunque es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, diplomada en Derecho Constitucional y Ciencia Política por el Centro de Estudios Constitucionales y es miembro del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado, ha hecho de la lucha contra el cambio climático su modo de vida. En 2001, ocupó la oficina creada a tal efecto hasta 2004; después la dirección general (2004-08) y por último la Secretaría de Estado de Cambio Climático (2008-11).

En 2014 comenzó su trabajo como directora del Instituto para el Desarrollo Sostenible y las Relaciones Internacionales (IDDRI), un 'think tank' con sede en París sobre cambio climático y que tuvo un papel fundamental en la COP21. Ahora, cuatro años después, será la encargada de llevar a cabo los compromisos nacionales a través de la ley de cambio climático que falta por pulir como, por ejemplo, los 'criterios vedes' obligatorios en la contratación pública. «Es un buen día para activar la agenda ambiental y la sostenibilidad como se merecen», tuiteó Ribera coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos