El accidente en cadena en la AP-1 evidencia la urgencia de abrir nuevos accesos

Imagen del siniestro del jueves en Briviesca/BC
Imagen del siniestro del jueves en Briviesca / BC

La antigua autopista estuvo cerrada al tráfico desde Castañares durante cuatro horas para retirar los vehículos siniestrados

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

No es la primera vez, pero tampoco será la última. Al menos hasta que se habiliten nuevos accesos a la antigua AP-1 Burgos-Armiñón, ahora que está liberalizada. El pasado jueves,el vuelco de un camión a la altura de Briviesca obligó a cerrar completamente al tráfico la vía durante más de cuatro horas, tiempo que se tardó en retirar los vehículos siniestrados, implicados en cuatro accidentes en cadena.

Como decimos, la situación no es nueva. Con la AP-1 a pleno rendimiento, en siniestros de especial gravedad, con vehículos de gran tonelaje cruzados en la vía o en colisiones en cadena, se ha tenido que cortar la circulación en la vía ante la limitación de accesos. Las entradas y salidas de peaje condicionaban la movilidad en el interior de la autopista y, una vez dentro, da igual lo que ocurra, es imposible salir.

Más información

Y el jueves volvió a ocurrir, aunque la AP-1 ya no es autopista. Con un camión cruzado en la vía y una veintena de vehículos implicados en una colisión múltiple, entre ellos, dos camiones y un autobús, también se tuvieron que cerrar los accesos a la vía, convertida en «ratonera», apuntan desde Tráfico. Así, se optó por cortar el tráfico desde Castañares, desviando la circulación por la N-I.

Es la consecuencia de no disponer de nuevos accesos, ni un carril extra de circulación, ahora que la AP-1 se ha liberalizado y soporta mucho más tráfico, principalmente pesado. De este modo, y mientras no se habiliten las nuevas entradas, siempre será necesario aplicar este tipo de medidas, insisten en Tráfico. Eso sí, solo cuando se den circunstancias excepcionales como la del jueves.

En el accidente de Briviesca, que dejó un herido de consideración (el conductor del camión volcado) y dos leves, las principales causas de la colisión en cadena son la niebla y el hecho de no respetar la distancia de seguridad entre los vehículos. Eso sí, los usuarios temen un incremento de los accidentes de camiones, ahora que se ha liberalizado la AP-1, si bien serán de menor gravedad que los que se registraban en la N-I.