UGT acusa a Aspanias de presionar a los trabajadores para firmar un convenio que supone «un retroceso»

Representantes de UGT. /APM
Representantes de UGT. / APM

El sindicato mayoritario en la mesa de negociación ha convocado una concentración mañana a las 20 horas para criticar que la gerencia «utilice al sindicato minoritario CCOO»

AYTHAMI PÉREZBURGOS

La constitución de la mesa de negociación del grupo Aspanias se constituyó hace dos años. Tras 14 reuniones no se ha llegado a «un acuerdo justo para la plantilla», según lamentan desde UGT, el sindicato mayoritario en el grupo con 19 de los 23 delegados y con una representación del 60% en la mesa de negociación.

Desde UGT se acusa a la gerencia de Aspanias de «utilizar al sindicato minoritario,CCOO, para vender un preacuerdo de eficacia limitada regresivo y decepcionante». Además, también se critica que la gerencia «presione a la totalidad de los trabajadores para acudir a una serie de reuniones obligatorias en la que los representantes de la emrpesa critican al sindicato UGT y se habla de posibles despidos». En esas reuniones, que la empresa llama «jornadas formativas», según denuncian desde UGT, se llevan a cabo votaciones «en las que no se abre la urna» y en las que «no hay ninguna garantía», afirman desde UGT. Estas votaciones tendrían la finalidad de que los trabajadores acepten el preacuerdo alcanzado entre el sindicato minoritario, CCOO, y la gerencia.

El malestar acumulado por parte de los trabajadores, ha llevado al sindicato UGT a convocar una concentración mañana, 15 de noviembre, a las 20 horas, en la Plaza del Mío Cid.

UGT confirma que están dispuestos a seguir negociando pero siempre que se haga con garantías y de buena fe. Desde este sindicato recuerdan que, en caso de que CCOO firmara este preacuerdo regresivo, al ser el sindicato minoritario, «sería un acuerdo de eficacia limitada. Tendríamos que pasar de uno en uno por el despacho a explicar si lo firmamos o no. Sería válido solo para los trabajadores y trabajadoras que quieran o no se atrevan a negarse».

Desde UGT también se sospecha que la gerencia de Aspanias tiene «prisa» en aprobar este acuerdo porque a nivel estatal se está debatiendo un convenio de la discapacidad con mejores condiciones que el que se plantea Aspanias.

El convenio del grupo Aspanias afectaría a los trabajadores de Asociación Aspanias, Fundación Aspanias, Fundación CISA y Aspaniasmerc SLU. En total unos 650 trabajadores que actualmente se reigen por tres convenios diferentes, el propio convenio de la fundación Aspanias (275 trabajadores), XIV convenio de la discapacidad (320 trabajadores) y el convenio de la dependencia (60 trabajadores).

Amenazas y presiones

A lo largo de estos dos años de negociaciones «frustrantes», UGT ha tenido que acudir a la Inspección de Trabajo para denunciar que la empresa no reconocía la representatividad de los miembros en la mesa de negociación de este sindicato. El inspector emitió un informe claro a favor de UGT.

Igualmente, ante la amenaza de la empresa de que «para bien o para mal» la mesa de negociación tenía que cerrase en el mes de julio, UGT presentó un SERLA (Servicio Regional de Relaciones Laborales de Castilla y León) para garantizar que la negociación continuase. A algunas de las reuniones del SERLA no ha acudido la empresa y tampoco CCOO, «como parte interesada en la negociación a sabiendas de que la convocatoria les había sido enviada».

Desde UGT confirman que seguirán trabajando para alcanzar un convenio justo y beneficioso para los trabajadores y poder sumar al sindicato CCOO.

 

Fotos

Vídeos