Agroseguro ya ha abonado 5,68 millones de las indemnizaciones en cereales de invierno y leguminosas en la provincia de Burgos

Cebada de la región de Castilla y León dañada por la helada. /Agapito Ojosnegros
Cebada de la región de Castilla y León dañada por la helada. / Agapito Ojosnegros

Castilla y León, Castilla-La Mancha y Aragón acumulan el 86% de las indemnizaciones pagadas

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Agroseguro ya ha abonado 5,68 millones de euros de las indemnizaciones en cereales de invierno y leguminosas en la provincia de Burgos. Por su parte, se ha abonado más del 95% de las indemnizaciones también en cereales de invierno y leguminosas, con 91,31 millones de euros, a nivel nacional.

Castilla y León, Castilla-La Mancha y Aragón acumulan el 86% de las indemnizaciones pagadas. Castilla y León ha recibido una indemnización de 61,47 millones. Los pagos realizados ya a los agricultores de la provincia de Burgos suponen el 9,24% del total de la comunidad autónoma.

Castilla y León ha resultado ser la región más afectada de España y donde más indemnizaciones se tienen que abonar.

Distribución de indemnizaciones por comunidades autónomas

Comunidad autónomaIndemnización pagada (millones de euros)
Andalucía 3,27
Aragón 5,40
Castilla y León 61,47
Castilla-La Mancha 12,17
Navarra 2,61
Resto 6,40
Total 91,31

Los productores de Castilla y León, la comunidad autónoma más afectada, han recibido una indemnización superior a los 61 millones de euros. Les siguen los de Castilla-La Mancha y Aragón, con 12,17 y 5,4 millones, respectivamente.

Tal y como ya ocurrió en las campañas de 2012 y 2017, la sequía es el riesgo que más ha afectado a estos cultivos (que también han sufrido daños por pedrisco), con 77,55 millones de euros.

Una vez finalizadas las tasaciones de cereales de invierno, Agroseguro ha informado que se han iniciado las de cereal de primavera y las de girasol, que también se ha visto muy afectado por la sequía de esta campaña.

El sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por siniestros de diversa naturaleza. Aún así, este sistema lleva años levantando quejas entre los agricultores que lamentan que solo tengan dos opciones para proteger su campo: contratar una póliza con Agroseguro o descontarse un tanto por ciento de sus propios beneficios para hacer frente a posibles problemas meteorológicos. Una veintena de empresas de seguros se encuentran dentro de Agroseguro, que cuenta con una importante financiación pública.

Más información