El Alfoz de Santa Gadea promociona su potencial micológico con un libro

Carlos Calvo, Ricardo Martínez y Beatriz de la Parra/IAC
Carlos Calvo, Ricardo Martínez y Beatriz de la Parra / IAC

El quinto volumen, de una colección de siete, ofrece 90 fichas de las especies más comunes de entorno | En el Alfoz rentabilizan la pasión por la micología con una licencia de buscasetas

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

La micología del Alfoz de Santa Gadea es uno de los grandes atractivos de la zona y en el Ayuntamiento lo saben bien. Por eso, han dedicado uno de los siete volúmenes de la colección de guías destinadas a documentar los mayores patrimonios de la zona. En esta ocasión, el alcalde la localidad, Roberto Martínez, ha presentado esta mañana, junto al maquetador, Carlos Calvo, y una de los tres autores, Beatriz de la Parra, de la empresa ECM Ingeniería Ambiental -los otros son Jaime Olaizola y Juan Andrés Oria-.

Esta nueva guía describe 90 especies que se pueden encontrar en el entorno, no todas ellas comestibles, y también incluye un apartado de aquellas que pueden confundirse con otras. De esta manera, el volumen hace honor al importante potencial de micológico. Además, el rigor con el que está elaborado sirve de documentación, ya que el Ayuntamiento, que impulsa esta iniciativa, busca autores «de reconocido prestigio» para editar los volúmenes, tal y como ha explicado su alcalde.

De hecho, llevan 13 años de trabajo para presentar un total de 4 volúmenes, por lo que aún quedan tres más para completar la colección de siete. Los restantes están orientados a fauna vertebrada, la etnografía y la historia del Alfoz de Santa Gadea. Este último será el próximo que vea la luz. Si bien, los restantes están muy avanzados y, según Martínez, se espera que este año sean publicados.

Ya se han publicado cuatro de los siete de los volúmenes programados por el Alfoz
Ya se han publicado cuatro de los siete de los volúmenes programados por el Alfoz / IAC

Por otro lado, el libro sobre la micología es un paso más del cuidado que el Ayuntamiento da a este potencial. Y es que, desde hace más de un decenio, el Ayuntamiento puso en marcha un sistema de licencias para los buscasetas. Se trata de un máximo de 300 tarjetas que se otorgan para permitir la recogida anual de setas en alguno de los dos cotos que se extienden en los cuatro montes de la localidad.

Esta iniciativa se ha consolidado y permite, además de proteger la recolección indiscriminada -se pueden recoger 5 kilos por licencia y día-, ingresar cerca de 10.000 euros cada año. La mayor parte de los buscasetas que adquieren anualmente el permiso son vascos y navarros, según ha explicado el alcalde. Cabe destacar que los empadronados reciben la tarjeta de manera gratuita y los que tienen vivienda reciben un descuento del 50%. Asimismo, aquellos que solicitan el permiso antes del 31 de junio tienen una bonificación del 50%. De esta manera, según ha explicado Martínez, se aseguran una cierta cantidad de ingresos con independencia de si la temporada se prevé buena o mala.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos