Burgos «echa de menos» a 17.547 viajeros durante el primer semestre del año

El turismo pierde fuerza este año y registra caídas tanto en número de viajeros como de pernoctaciones/IAC
El turismo pierde fuerza este año y registra caídas tanto en número de viajeros como de pernoctaciones / IAC

De enero a junio han caído un 4,53% los turistas y sus pernoctaciones (4,31%) | Los hosteleros no ocultan su preocupación y reclaman medidas ante la pérdida de atractivo turístico

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

No está siendo un buen año para el sector hostelero de la ciudad dedicado en exclusiva a los viajeros que nos visitan. El primer semestre del año no ha hecho sino confirmar una tendencia a la baja en el dato de turistas y pernoctaciones en la provincia de Burgos. Así lo recoge el Boletín de Coyuntura Hotelera publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) recientemente. La pérdida de viajeros se sitúa en el 4,53%, pasando de los 387.445 del primer semestre de 2017 a los 369.898 de este año.

Lo mismo ocurre en las pernoctaciones, principal indicador para los hosteleros. Han habido 25.577 noches menos, lo que supone un descenso del 4,31%, pasando de 592.947 de 2017 a 567.370 en 2018. Llama la atención que el mes más flojo del año, enero, ha sido el único que ha mejorado los datos de 2017, con 2.039 viajeros y 1.865 pernoctaciones más. El resto de meses, hasta llegar a julio, han cerrado en negativo en ambos apartados.

Esto hace que la estancia media se sitúe en 1,54 días, en el indicador en el que sale principalmente perjudicado el turismo de interior. El mes en el que la estancia media fue mayor fue abril (1,61), mientras que el peor fue mayo (1,46).

Estos datos se enmarcan en una oferta hostelera de 217 negocios con 9.167 plazas para hacer noche. Así, la ocupación media de este primer semestre no ha llegado a la mitad del catálogo de camas, situándose en el 41,06%. Comparándolo con el mismo periodo de 2017, la caída se acerca a los tres puntos, ya que la ocupación media de ese periodo se situó en el 43,79%.

El turismo pierde terreno

En este sentido, si el 2017 se cerraba con un crecimiento del 4%, este año ya se ha perdido más de esa cifra en la primera mitad y esto no hace sino preocupar a los hosteleros, que manejan incluso una caída acumulada que ronda el 6%, según sus propios datos. Luis Mata, presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Burgos, reconoce que hay cierta preocupación en el sector porque considera que la pérdida de viajeros y pernoctaciones registrada durante todo el semestre -a excepción de enero- se mantendrá en la segunda mitad.

Los hosteleros presagian un «mal año», con caída constante de turistas

«Va a ser un mal año», advierte Mata, que ve al sector «muy flojo». Y es que, además de perder clientes, la rentabilidad de los establecimientos también ha caído, porque se han bajado los precios y eso no ha hecho que haya más reservas. De hecho, Mata pone como ejemplo el precio de una habitación de un hotel de cuatro estrellas en el centro de la ciudad por 52 euros. «Son precios de risa», señala.

Esta cifra es difícil de batir en otras ciudades de nuestro entorno. Sin ir más lejos, Exceltur, una asociación sin ánimo de lucro dedicada al turismo, sitúa a Burgos como la séptima ciudad más barata de España. «En cañas somos los primeros», recuerda el presidente de los hosteleros, a raíz de una información publicada recientemente.

Por esto, a juicio de Mata, Burgos está perdiendo potencial turístico por la falta de infraestructuras clave para el sector, como el Ave o las autovías a Santander o Logroño. Mata asegura que los ferris que desembarcan en Santander para hacer turismo por España bajan a Valladolid por tener una carretera más cómoda y segura que la de Burgos. También advierte que se están percibiendo desde hace tiempo un agotamiento del Camino de Santiago.

Además, la futura liberalización de la AP-1 o la reapertura del aeropuerto no son avances que vayan a afectar notablemente al turismo, según asegura Mata. La AP-1 sólo hará que se viaje más seguro y la llegada de aviones cada tres días no dejan de desplazar lo mismo que un autobús.

Para tratar de poner coto a esta caída, el presidente de los hosteleros reclama al Ayuntamiento que les tenga más en cuenta a la hora de diseñar campañas turísticas. «La promoción turística existe, pero no es todo lo acertada que podría ser», sentencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos