El Certamen de Cortos de Salas recibe cerca de 350 cintas de países como Irán o Australia

Presentación del XIX Certamen de Cine Corto de Salas de los Infantes. /BC
Presentación del XIX Certamen de Cine Corto de Salas de los Infantes. / BC

La Asociación Cultural Serranomatiega ya trabaja en idear acciones especiales para el 2020 cuando el concurso cumple 20 años

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Lo que comenzó siendo un pequeño concurso de cortos a nivel local y comarcal ha acabado siendo un certamen consolidado que el año que viene cumple 20 años y que recibe cortometrajes de todo el mundo. El XIX Certamen de Cine Corto de Salas de los Infantes ha recibido este año 346 cortos, incluidos los de animación.

Las cintas han llegado de diferentes países, algo que suele ser habitual en los últimos años pero que ha sorprendido a Carmelo de Pablo, miembro de la Asociación Cultural Serranomatiega que organiza el concurso. «Este año solo hemos anunciado el certamen en páginas nacionales y aún así nos han seguido llegando cortos de todo el mundo», confiesa. El país vecino, Francia, es uno de los que más cortometrajes ha aportado pero también han llegado desde Alemania, Australia, Brasil, Colombia, Venezuela o Irán. Este último país suele ser el que más trabajos presenta al certamen. «Allí el cine es muy importante, en la escuela tienen una asignatura dedicada al cine y técnicamente sus trabajos son muy buenos», apunta Carmelo.

En total el certamen ha recibido cerca de 350 cintas, 290 en la categoría general y 56 en la de animación, de las que no todas entran en el concurso. Muchos cortos son descartados por incumplir las bases. «La duración de los cortos es de cinco minutos y eso limita más que si fuese una duración mayor», explica Carmelo. En la categoría general participan 29 cortometrajes, 8 en la de animación, 8 en la de diminutos, 7 en la western, 10 en la local y 4 en la informativa.

Durante cuatro días se han estado proyectando en el Teatro Auditorio Gran Casino de Salas de los Infantes los cortos seleccionados para el concurso. Los asistentes pueden votar a sus preferidos ya que, en algunas categorías, hay un premio específico del público. Existe el Premio del Jurado con una dotación de 500 euros, un lote de productos de la zona y un trofeo; el Premio del Público, con 300 euros, un lote de productos de la zona y un trofeo; el Mejor Cortometraje de Animación valorado en 300 euros, un lote de productos de la zona y un trofeo y el Premio Diminuto al mejor corto de menos de un minuto con una dotación de 200 euros y un lote de productos de la zona. Los ganadores se darán a conocer en una gala que se celebrará en el Teatro Auditorio Gran Casino el día 19 de enero.

La gala tendrá una temática inspirada en las películas de terror clásico, al igual que el certamen de este año. Aunque la temática de los cortometrajes presentados a concurso es libre. Para la sección informativa, en la que se proyectan cortos ganadores de otros certámenes, sí se han seleccionado cintas con esa temática. Respecto a la sección western, es la Asociación Sad Hill la que elige al ganador.

Asistencia

El pueblo de Salas de los Infantes y su comarca participan también en el certamen. Diez cortos se han presentado para la categoría local y comarcal. La asistencia de público a las proyecciones tampoco defrauda nunca aunque, como reconoce Carmelo, «este año hemos notado menos asistencia». Carmelo reconoce que ha habido quejas porque la hora parecía a muchos demasiado tarde, los pases comenzaban a las 22:30 horas. Así que, la asociación adelantará el horario el año que viene.

Para el 2020 se espera un certamen especial, con novedades que la Asociación Cultural Serranomatiega ya está pensando, ya que se celebra el XX aniversario de este concurso.