Combatiendo el frío con un caldito, y música, en Atapuerca

Atapuerca e Ibeas han celebrado la Marcha a los Yacimientos/PCR
Atapuerca e Ibeas han celebrado la Marcha a los Yacimientos / PCR

La Marcha a los Yacimientos de Atapuerca ha congregado a casi 900 personas para recordar los 17 de Patrimonio de la Humanidad

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Un caldito reconstituyente, un buen bocata y música de La Chistera Negra. Jornada festiva en los Yacimientos de Atapuerca, con grandes y pequeños disfrutando de una mañana de domingo en la naturaleza, del sol y del fresquillo de finales de noviembre. La tradicional Marcha a los Yacimientos de Atapuerca, con la que se conmemora la declaración del sitio arqueológico como Patrimonio de la Humanidad el 30 de noviembre de 2000, ha sido todo un éxito.

En su décimo quinta edición, la cita de convivencia ha reunido a cerca de 900 personas, que han recorrido a pie la distancia que separa Ibeas de Juarros y Atapuerca de la Trinchera del Ferrocarril. Alrededor de 400 participantes han salido de Atapuerca, 5 kilómetros de marcha, mientras que han sido unos 450 los que han optado por la ruta más corta, 4 kilómetros, desde Ibeas de Juarros.

Unos y otros han recibido la correspondiente papeleta para participar en el sorteo de regalos con el que se ha cerrado la jornada festiva, a última hora de la mañana. Sin embargo, han sido algunos más los que se han sumado a las marchas con posterioridad, alcanzado esa cifra récord cercana a los 900 participantes, según fuentes de la organización.

Celebrar el patrimonio

La Marcha a los Yacimientos de Atapuerca está concebida como punto de celebración de la declaración de Patrimonio de la Humanidad. Atapuerca «es un patrimonio muy importante», de carácter universal, que no siempre sabemos valorar, ha apuntado Inmaculada Ibeas, presidenta de la Asociación Cultural de Amigos del Hombre Ibeas-Atapuerca (ACAHIA).

El colectivo organiza el evento, junto con la Asociación de Amigos de Atapuerca y la Fundación Atapuerca, como una marcha «facilita» y un «paseo agradable». Es más una jornada festiva que reivindicativa, reconoce Ibeas. «Estamos orgullosos de pertenecer a un municipio que tiene un Patrimonio de la Humanidad».

No obstante, también es un buen momento para recordar que los Yacimientos de Atapuerca no han dejado tanta riqueza económica como se piensa en Ibeas o Atapuerca. Los centros de recepción de visitantes se encuentran, en ambos casos, a la salida de los municipios, y pocos son los turistas que hacen parada para concer sendos pueblos. «Nos han dejado al margen», ha asegurado Ibeas, quien entiende también que el que viene a visitar Atapuerca solo llega interesado en los yacimientos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos