El Comunero de Revenga reclama al adjudicatario los perjuicios ocasionados por la no apertura de 'Pino a Pino'

La cruz de la campa está siendo evaluada para ser restaurada. /BC
La cruz de la campa está siendo evaluada para ser restaurada. / BC

El parque de aventuras en los árboles ha estado cerrado este verano | El adjudicatario informa de que se está reformando y se abrirá en 2019

AYTHAMI PÉREZBURGOS

El parque de aventuras en los árboles 'Pino a Pino', ubicado en el Comunero de Revenga no ha abierto sus instalaciones este último verano. El Comunero, un terreno sobre el que comparten jurisdicción los municipios de Quintanar de la Sierra, Canicosa de la Sierra y Regumiel de la Sierra, ha reclamado al adjudicatario la prestación correspondiente a los perjuicios que ha ocasionado mantener cerrada la instalación durante este último estío.

Según la página web del parque 'Pino a Pino', el lugar está cerrado porque se «está reformando para modernizar las instalaciones». Y se anuncia que«la próxima apertura será para la temporada de 2019».

Como confirma Ramiro Ibáñez, alcalde de Canicosa de la Sierra, «se ha reclamado esta prestación». Según Ibáñez, el adjudicatario aduce algunos motivos para la no apertura de este verano, «pedía unas inversiones que, como se estipula en las bases del contrato, corren por su cuenta«. Igualmente, Ibáñez apunta que »se queja de competencia desleal por parte de otros parques de aventuras en los árboles a los que financia la Junta pero en eso nosotros no podemos hacer nada«.

El adjudicatario había condicionado la apertura del complejo a la realización, por parte de los titulares del Comunero de Revenga, de una serie de inversiones que no tuvieron cabida. Ahora los titulares le han reclamado la prestación por los posibles perjuicios ocasionados «porque el concesionario ha dejado de prestar el servicio que debía«, explica Ibañez. Este adjudicatario tiene un contrato con una vigencia de 15 años para gestionar este parque de aventuras. Actualmente, le queda poco menos de la mitad de este periodo por cumplir.

Inversiones

Por otro lado, el Comunero ha aprobado la integración y puesta en valor de la necrópolis por un presupuesto de 21.000 euros. Mediante este proyecto se repondrá el vallado que rodea la zona de la necrópolis situada en el lugar. «Muchas de las estacas de madera están podridas y pueden ocasionar problemas a las personas o al ganado», explica el regidor de Canicosa.

Se instalará un vallado fácil de sustituir en caso de rotura y se quiere evitar que se realice otra actividad dentro de este Bien de Interés Cultural como es la necrópolis. «Con el vallado se quiere proteger principalmente la necrópolis, ubicada en la parte superior de las rocas y en la parte más cercana al río. De esta forma se evitará que puedan entrar coches o ganado al lugar«, apunta Ibáñez. Para esta actuación, el Comunero cuenta con una ayuda de la Diputación.

Igualmente, se ha solicitado a la institución provincial una ayuda de Urgente Necesidad para mejorar el parque infantil. «Llevamos mucho tiempo sin actuar en él, algunos columpios se han quitado y es un área infantil muy usada», explica el alcalde serrano. En esta caso, si se concede la ayuda, se renovará el vallado y se sustituirá el material viejo y deteriorado. «La oferta infantil en esta zona es muy importante», matiza Ibáñez.

Los responsables del Comunero también planean actuar en la fuente y en la cruz de piedra que se encuentra en la campa, frente a la ermita de Nuestra Señora de Revenga. Se ha pedido un informe a una empresa especializada, además del realizado por el propio arquitecto, para conocer cuál sería la actuación más adecuada. La cruz es de piedra y se ubica sobre una columna también de piedra. Es este fuste el que presenta peor estado, con roturas e inclinado, y el Comunero quiere saber si se puede reparar o es mejor sustituirlo.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos