El desembarco de Normandía asalta Arija

Imagen de la recreación de 2018/Asociación Enigma
Imagen de la recreación de 2018 / Asociación Enigma

Este sábado se celebra en Arija la tradicional recreación histórica de la II Guerra Mundial. La entrada es totalmente gratuita y los asistentes a este evento podrán disfrutar de un campamento vivo, muestras de un hospital de campaña, armamento, uniformes y vehículos de la época

ALBA HERRERO

La recreación histórica de la Segunda Guerra Mundial que acoge el pueblo de Arija tendrá como colofón la representación de El desembarco de Normandía, que será el sábado por la tarde, y el Asalto al Kommandantur, el domingo al medio día. Además, se llevará a cabo una ruta por el pueblo donde se expondrán los vehículos clásicos de la II Guerra Mundial. Un fin de semana repleto de actividades y muestras para conocer mejor lo que sucedía en esa época como convivían los soldados.

En el recinto, un jardín cedido por la empresa Sibelco, habrá un campamento alemán y otro del estilo americano. «Hay tiendas de época, material de papelería y restos de utensilios médicos. Este año contaremos con dos hospitales de campaña americanos. Simulamos lo que es la vida en el campamento durante el periodo de la guerra», ha explicado Roberto Cañón, organizador del evento y componente de la Asociación Enigma.

Debido a la cantidad de actividades que ofertan para los dos días, el campamento solo podrá visitarse el sábado por la mañana para poder montar la zona de recreaciones, donde se podrá ver fuego y pirotecnia. «Durante la mañana se harán visitas guiadas para enseñar todo el campamento así como el sistema médico, el tema de papelería, la administración, las comunicaciones por radio y el cuartel general», ha concretado Cañón.

Alguna de las novedades para este año son la columna de vehículos ligeros americanos con un camión, un Dodge y una ambulancia. «Queremos tener un poco de diferencia cada año para que la gente vea los distintos materiales. Intentamos hacer más y mejor atrezzo», ha señalado Cañon. Todo aquel que quiera disfrutar de este interesante fin de semana en Arija podrá dar una vuelta en los vehículos históricos aunque limitarán la cantidad de gente y se intentará que participen los más pequeños.

Al evento asistirán personas venidas de diferentes puntos de España, desde Galicia, Asturias, Murcia o Valencia. Según el encargado de la organización, «es uno de los mejores campamentos en España». Un cañón, una torre, un búnker y el atrezzo son las piezas que hacen que esta representación sea de lo más auténtica posible. Por su parte, añade que se quieren ceñir a la historia y ser rigurosos pero también hacer que la gente que se acerque disfrute.

La acogida del evento crece cada año, lo que supone un aumento en la participación de recreadores. Tanto es así que este año esperan superar los 130 participantes. En ediciones pasadas había la mitad de estos 'actores'. «Hemos hecho una actividad promocional para que la gente venga y disfrute y, la verdad, es que Arija es un pueblo que atrae mucho al púbico y es muy agradable estar», ha comentado el organizador del evento. En la edición pasada hubo aproximadamente un total de 2.000 personas que se pasaron a visitar el campamento. En la playa donde realizan la recreación de El desembarco de Normandía acudieron unas 900.

En cuanto al presupuesto con el que cuentan, son alrededor de 3.000 euros, que los proporciona el Ayuntamiento del Arija. Además, también se financian a través de los recreadores que participan en el evento. La cuota de inscripción es de 18 euros. El dinero lo utilizan para pagar la pirotecnia, la gasolina de los vehículos, las comidas, seguros, alojamientos para el personal y también para mejorar la puesta en escena de cada edición. De la organización se encargan, además del propio Roberto Cañón, una docena de colaboradores.