Diputación contará con 20 M€ de la Junta en tres años para financiar servicios sociales

Interior del Palacio Provincial/GIT
Interior del Palacio Provincial / GIT

La Diputación aprueba la propuesta de Acuerdo Marco con la Junta para la financiación de los Servicios Sociales delegados para 2017, 2018 y 2019

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La Junta de Gobierno de la Diputación de Burgos ha aprobado esta semana la propuesta de Acuerdo Marco planteada por la Junta de Castilla y León para financiar los diferentes programas del área de Servicios Sociales que tiene delegadas. En esta ocasión, y a diferencia de lo acontecido en los últimos años, el convenio planteado tiene una vigencia de tres anualidades, en vez de dos, como venía siendo habitual hasta ahora. Una decisión que viene, según confirma el diputado responsable de Bienestar Social, Jorge Míngez, de la propia Junta. «La decisión ha sido suya» y afecta, no solo a la Diputación de Burgos, sino al resto de instituciones provinciales de la comunidad autónoma y a todos los municipios de más de 20.000 habitantes, explica.

Los 6,8 millones consignados para este año servirán para financiar los programas desarrollados desde el 1 de enero

Sin embargo, el propio Mínguez considera que la decisión es positiva, toda vez que permite a la Diputación hacer una previsión ajustada de la financiación que recibirá, no sólo este año (con efectos retroactivos desde el 1 de enero), sino también en 2018 y 2019. Y no es una circunstancia menor, toda vez que el 2019 es un año electoral y los comicios autonómicos suelen derivar en un parón administrativo. «Así nos aseguramos la financiación pase lo que pase», subraya Mínguez.

Al margen de esa novedad, el acuerdo mantiene la estructura y características de los firmados con anterioridad. En este sentido, para la anualidad de 2017 se han reservado unos 6.800.000 euros, mientras que las anualidades de 2018 y 2019 tendrán una consignación de unos 6.900.000 euros. Con ese dinero se financiarán los programas del ámbito de los Servicios Sociales que la Junta tiene delegados en las diputaciones y los ayuntamientos.

«Llevar al territorio la prestación de servicios como la Ayuda a Domicilio o el Programa Crecemos es muy complejo. Por eso, la Junta nos delega su gestión, pero aportando la financiación correspondiente», asegura Mínguez. Pero, ¿es suficiente con el dinero consignado? «Siempre nos gustaría recibir más dinero», pero «estamos satisfechos», ya que con la financiación acordada se pueden prestar los diferentes servicios con la calidad actual, defiende el diputado. Unos servicios que, en todo caso, se seguirán prestando.

Competencias impropias

Con todo, desde Diputación se continúa a la espera de que se resuelva de una vez por todas el capítulo del nuevo modelo de financiación autonómica. Y es que, hasta que la Administración Central no establezca un nuevo modelo, la Junta no afrontará la correspondiente modificación que también ha de afrontar y la Diputación no podrá deshacerse (al menos en el aspecto económico) de las competencias impropias que mantiene asumidas. En este sentido. Mínguez recuerda que la gestión de las residencias de ancianos, teóricamente competencia de la Junta, supone un gasto «millonario» cada año del que la Institución provincial confía en liberarse a medio plazo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos