Suárez asume una delegación «especial» de Personal para reorganizar la Diputación

Borja Suárez, portavoz del Equipo de Gobierno/PCR
Borja Suárez, portavoz del Equipo de Gobierno / PCR

El portavoz del Equipo de Gobierno se encargará de crear el nuevo organigrama, valorar los puestos de trabajo y negociar la RPT

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Con comentarios jocosos, y deseándole suerte en sus nuevas responsabilidades, el Pleno de la Diputación ha conocido que Borja Suárez asumirá ahora competencias «especiales» en materia de Personal. En concreto, el portavoz del Equipo de Gobierno deberá encargarse de diseñar el nuevo organigrama de la Institución Provincial, valorar los puestos de trabajo, negociar la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), realizar las convocatorias de ofertas públicas de empleo y el plan de reubicación.

Se trata de una delegación de competencias «muy rigurosa», ha asegurado César Rico, con le objetivo de dotar de cobertura a una serie de funciones que, de facto, ya venía asumiendo Borja Suárez. Eso sí, la delegación es solo un «embrión», pues el presidente de la Diputación ha insistido en que es competencia «de todos» buscar una mejor organización para la Institución de cara a afrontar los retos de futuro. La responsabilidad de Suárez será diseñar la Diputación «del futuro», de la mano de la oposición, pues «la Diputación no es solo del Equipo de Gobierno».

Por su parte, David Jurado ha mostrado la «sorpresa» del PSOE ante la delegación de competencias, y le ha deseado «suerte» a Suárez, pues debe asumir, como prioridades, la reposición de la antigüedad de los laborales y la reversión de la eliminación de los incentivos por jubilación. Mientras, Marco Antonio Manjón, de Imagina, ha criticado que se haya tomado esta decisión tan «importante» sin contar con la oposición, pues se va a hacer una «revisión absoluta» de la Diputación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos