Europa solicitará informes sobre la N-I a la Comisión de Transportes y a Fomento

La Plataforma de la N-I lleva años movilizándose por la liberalización de la AP-1/PCR
La Plataforma de la N-I lleva años movilizándose por la liberalización de la AP-1 / PCR

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo mantiene abierta la queja presentada por la Plaforma de la N-I sobre la peligrosidad de la vía

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La petición continúa abierta. La mediación de los europarlamentarios españoles ha permitido que la queja registrada en el Parlamento Europeo por la Plataforma de Vecinos Afectados por la N-I se mantega viva, y se solicitará información adicional para analizar el intenso tráfico que registra el vía burgalesa y la elevada peligrosidad del tramo Burgos-Miranda de Ebro.

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha analizado esta mañana la propuesta registrada por la plataforma. Mientras el organismo europeo ha insistido en que «no tienen competencia» para abordar el problema, pues está relacionado con la gestión del tráfico, que es competencia exclusiva de los Estados, los representantes españoles han insistido en lo contrario.

Más información

Tanto Soledad Cabezón Ruiz, del PSOE, como Javier Nart, de Ciudadanos, han pedido que la petición se mantuviese abierta y han recordado que el Gobierno español incumple la normativa europea relativa al desarrollo de la red transeuropea de transportes, de la que forma parte la AP-1. Dicha red busca optimizar las infraestructuras europeas, a fin de mejorar la comunicación y reducir la siniestralidad vial. Sin embargo, en Burgos la AP-1 es un «cuello de botella», pues la mayor parte del tráfico, sobre todo el pesado, circula por la N-I.

Por ese motivo, Cabezón Ruiz y Nart consideran que el Gobierno central debería actuar para dar solución a este problema, a través de la liberalización de la AP-1, e insisten en que Europa es competente a la hora de exigir el cumplimiento de sus propias normativas. La socialista ha recordado, además, que el propio Ministerio de Fomento reconoce el problema de la N-, pero no toma decisiones y desarrolla una política de rescate de las autopistas «arbitraria».

Soledad Cabezón Ruiz ha solicitado que se pida un informe a la Comisión de Transportes de la Unión Europea, una propuesta secundada también por Carlos Iturgaiz (Partido Popular). El eurodiputado vasco ha reconocido la «siniestralidad espectacular» de la N-I, así como la elevaa congestión de tráfico, consecuencia de una autopista «cara». Iturgaiz apuesta por un informe exhaustivo, no solo del caso burgalés, sino de todos los puntos negros que tiene la red de infraestructuras europea, dentro de las competencias de la Comisión de Transporte.

Así, con el apoyo de los tres eurodiputados, más el de Ana Miranda, de Los Verdes, la Comisión de Peticiones ha decidido dejar abierta la queja y remitir sendos escritos al Ministerio de Fomento y a la Comisión Europea de Transportes. Al Gobierno central se le dará traslado de la preocupación por el elevado índice de siniestralidad y el intenso tráfico de la N-I, solicitando información adicional. Mientras, a la Comisión Europea de Transportes también se le pedirá que dé su opinión sobre el caso concreto.

Satisfacción

Desde la Plataforma de Vecinos Afectados por la N-I están satisfechos con el resultado. Rafael Solaguren espera que la petición de Europa haga mella en el Ministerio de Fomento. Con independencia de la resolución, al menos ahora la Unión Europea conoce de primara mano el problema de Burgos, y la N-I ha traspasado fronteras. «Es un avance», insiste Solaguren, si bien le corresponde al Gobierno central despejar la «incertidumbre» sobre la liberalización de la AP-1 y la derivación previa de camiones.

 

Fotos

Vídeos