El dinosaurio ‘Europatitan eastwoodi’ y el saurópodo de Torrelara comparten vértebras con anomalías

Los investigadores han encontrado similitudes en los fósiles de ambos dinosaurios/ICAL
Los investigadores han encontrado similitudes en los fósiles de ambos dinosaurios / ICAL

Un estudio del CAS, financiado por la Junta, ha encontrado similitudes en los huesos de sendos dinosaurios, que se investigarán con un equipo multidisciplilnar

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Las especies de dinosaurio ‘Europatitan eastwoodi’ y el saurópodo encontrado este verano en las excavaciones de Torrelara poseían ambos vértebras con anomalías, según un estudio sobre patologías en dinosaurios de la Sierra de la Demanda desarrollado por el Colectivo Arqueológico y Paleontológico de Salas de los Infantes (CAS).

Los responsables del CAS recuerdan, en nota de prensa recogida por ICAL, que los dinosaurios sufrían enfermedades y traumatismos que no eran «muy diferentes» a los de otros vertebrados, sobre todo, en el esqueleto. «Las secuelas de esas patologías podían dejar señales en los huesos que, si se daban una serie de circunstancias favorables, quedaban fijadas en los fósiles de esos animales».

Los dinosaurios sufrían enfermedades y traumatismos que dejan sus secuelas en los huesos

Además, los dinosaurios más longevos, con edades que superarían los 50 años, tenían más probabilidades de sufrir enfermedades articulares o degenerativas, así como de pasar por situaciones que provocaban traumatismos. «Los saurópodos (herbívoros de gran tamaño) quizás fueran el grupo de dinosaurios con especies más longevas, y por ello los mejores candidatos a sufrir esas patologías». De hecho, en el Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes se conservan fósiles de dos dinosaurios saurópodos que muestran huesos con estructuras anómalas, atribuidas a algún tipo de proceso patológico o traumático.

El estudio desarrollado por el Colectivo Arqueológico y Paleontológico de Salas (CAS), y financiado la Junta de Castilla y León, ha permitido identificar una estructura ósea irregular en dos vértebras caudales del dinosuario ‘Europatitan eastwoodi’, el dinosaurio gigante cuyos restos se recuperaron en 2004 en el yacimiento de El Oterillo II. Y también una realidad similar en el saurópodo encontrado durante la campaña de excavaciones del yacimiento de Valdeplazuelos-Tenadas del Carrascal de Torrelara.

Se han hallado estructuras anómalas en los restos de sendos dinosaurios, que se estudiarán por un equipo «forense»

La hipótesis planteada en ese estudio sugiere «un origen traumático pero de difícil identificación» en el caso del 'Europatitan eastwoodi'. «Los huesos se sometieron a un escáner que no reveló fracturas pero sí permitió caracterizar un recrecimiento óseo en torno a las dos vértebras que provocó su fusión prácticamente total durante la vida del dinosaurio», han explicado desde el CAS.

Además, con las primeras labores de preparación de los huesos fosilizados del dinosaurio saurópodo de Torrelara «saltó la sorpresa». En otra vértebra caudal aparecieron estructuras totalmente anómalas cuya primera atribución señalaría también a un proceso patológico”.

Equipo de investigación

Así las cosas, para abordar una investigación profunda de los huesos de estos dos especímenes se ha formado un equipo de especialistas que desarrollarán el trabajo de «auténticos forenses» pero para dos animales de más de 125 millones de años de antigüedad.

El equipo está compuesto por investigadores del Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes, el paleontólogo de la Universidad de Zaragoza José Ignacio Canudo y Manuel Perales, jefe de Servicio de Traumatología del Hospital Universitario de Burgos (HUBU). Se trata de un trabajo que va a requerir de una colaboración multidisciplinar, y su resultado permitirá reconstruir «más aspectos» de la vida de ‘Europatitan’, «un gigante que sin duda sufría achaques y enfermedades».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos