Un incendio destruye la Panadería Rojo de Villarcayo

Imagen del incendio/BC
Imagen del incendio / BC

El fuego se inició pasada la medianoche, ha causado importantes daños materiales pero ninguno personal

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Villarcayo ha arrancado el mes de agosto con un buen susto. Pasada la medianoche se declaraba un incendio en la Panadería Rojo, ubicada en la calle Doctor Mendizábal de la villa, que ha causado importantes daños materiales en el edificio, si bien ninguno personal. De acuerdo con la información facilitada por el Servicio de Emergencias de Castilla y León 112, el aviso llegó sobre la una menos cuarto, y lo dio el alcalde, Adrián Serna, quien estaba por el lugar y vio como salía humo procedente del incendio.

Serna ha explicado que el 112 movilizó a los bomberos del parque de Medina de Pomar, que desplazó una autobomba. Además, el Ayuntamiento activó a la agrupación de Protección Civil, con su propio vehículo de extinción de incendios, y a los tres bomberos contratados este año como refuerzo propio para luchar contra los incendios forestales. También se movilizó la Guardia Civil, que fue la que demando una ambuancia del Sacyl en servicio preventivo, y que finalmente no tuvo que intervenir, ha confirmado el alcalde.

Tras un intenso trabajo de los bomberos, sobre las cinco de la madrugada conseguía extinguir el fuego, si bien la Panadería Rojo, una de las más antiguas de Villarcayo, ha quedado destruída. La planta superior y la cubierta son las más afectadas por las llamas, cuyo origen se está analizando. Además, se tuvieron que desalojar tres portales, ubicados en un edificio situado en la parte trasera de la panadería, como medida de precaución ante la existencia de un depósito de gasoil.

Imagen de la panadería tras el incendio
Imagen de la panadería tras el incendio / BC

Adrián Serna asegura que este incendio evidencia, una vez más, que Las Merindades requieren de un parque profesional de bomberos. El alcalde recuerda que, hace un mes, así se lo volvió a transmitir al presidente de la Diputación, pues los bomberos voluntarios no pueden asumir grandes incendios urbanos. De hecho, si sobre la panadería hubiese habido algún otro piso la extinción habría sido mucho más complicada. Les ha salvado, también, que uno de los voluntarios de Protección Civil es un bombero profesional, que pasa sus vacaciones en Villarcayo.

Desde el Ayuntamiento trasladan todo su ánimo a la familiar propietaria de la Panadería Rojo, muy queridos en el municipio por su amplia trayectoria profesional. Están en contacto con ellos y se pondrán a su disposición para tratar de ayudarles en lo que sea posible.

 

Fotos

Vídeos