El juicio por el asesinato de la pequeña Alicia arrancará en septiembre

Imagen de la ventana desde que tiraron a Alicia/Igor Aizpuru/El Correo
Imagen de la ventana desde que tiraron a Alicia / Igor Aizpuru/El Correo

La bebé, que residía en Burgos con su madre y tenía familia en Hontoria del Pinar, fue asesinada en enero de 2016 en Vitoria

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Audiencia Provincial de Álava acogerá, a partir del próximo 4 de septiembre, el juicio contra el hombre acusado de asesinar a la pequeña Alicia, la bebé de 17 meses cuya familia residía entre Burgos y Hontoria del Pinarl, al lanzarla por la ventana de un piso en Vitoria en enero de 2016. Fuentes judiciales han informado a Efe de que la vista por este suceso, que generó una importante conmoción en Vitoria y Burgos, se prolongará hasta el 12 de septiembre y que el acusado, para quien la Fiscalía ha pedido una pena de prisión permanente revisable, declarará el día 5.

El Ministerio Público considera al acusado autor de un delito de asesinato con alevosía y otro de homicidio en grado de tentativa, ya que supuestamente también trató de matar a la madre de la bebé. Por ello además de la prisión permanente revisable -por la que el acusado tendría que pasar entre 25 y 35 años en la cárcel antes de que se revise su condena-, la Fiscalía reclama por este segundo delito una pena de 9 años, 9 meses y 29 días de cárcel.

Según el relato de hechos que hace el Ministerio Público, el acusado, D.M.G., que entonces tenía 30 años y era profesor de música, conocía desde hacía unos dos meses a la madre de la niña, Gabriela Oliveira Peñaranda, una joven de 18 años residente en Burgos. Ambos se encontraban la noche del domingo del 24 al 25 enero de 2016 en la vivienda del procesado en la calle Libertad de Vitoria cuando sobre las 3.30 éste entró en el dormitorio en el que estaban durmiendo la joven y su hija Alicia.

Imagien del entierro de la pequeña en Hontoria
Imagien del entierro de la pequeña en Hontoria / Rafa Gutiérrez/El Correo

Tras sentarse sobre la cama, puso su mano en el pecho de la niña «presionando con fuerza». Ello despertó a su madre, quien al percatarse apartó la mano del acusado del cuerpo de su hija, momento en el que éste se puso encima y comenzó a propinarle puñetazos en la cara. Asimismo la agarró del pelo, la tiró al suelo, donde continuó golpeándola en distintas partes del cuerpo mientras le decía que la iba a matar, tal y como explica la Fiscalía, que relata que el acusado arrastró a la chica a la zona del balcón-mirador de la vivienda, donde de un puñetazo rompió uno de los cristales.

En ese momento, la niña se acercó a ese mirador y el acusado de «manera sorpresiva» y «con intención de matarla» la lanzó por la ventana, situada a casi cinco metros del suelo (4,96 metros), a través del hueco del cristal que previamente había roto. La pequeña Alicia sufrió un traumatismo craneoencefálico con hemorragia cerebral que le provocó la muerte el 26 de enero de 2016.

Tras ello, el acusado también quiso acabar con la vida de la madre, aunque consiguió escapar corriendo de la vivienda. El acusado fue detenido el mismo 25 de enero de 2016 y se encuentra en prisión provisional desde entonces. La Asociación Clara Campoamor, que ejerce la acusación popular en este caso, ha pedido también la prisión permanente revisable para el acusado, además de otros 20 años de cárcel.

En concepto de responsabilidad civil, pide que indemnice a la madre y al padre de la niña con 100.000 euros a cada uno de ellos por los daños morales derivados de su muerte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos