250 kilómetros solidarios unen Castrillo de la Reina con Zalla

Fernando Alonso ya ha realizado retos de larga distancia/Diego de la Iglesia
Fernando Alonso ya ha realizado retos de larga distancia / Diego de la Iglesia

Fernando Alonso, cercano al pueblo de Castrillo, parte este miércoles hacia Zalla (Vizcaya) para recaudar fondos a favor de la Asociación Bidesari, que acompaña a presos que luchan por una segunda oportunidad

AYTHAMI PÉREZBURGOS

A Fernando Alonso lo une con Castrillo de la Reina su pareja, Edurne Carretero. Y ahora Fernando unirá Castrillo de la Reina con el municipio vizcaíno de Zalla, donde ambos residen. Este miércoles, a las 18.30 horas, Fernando se lanza a afrontar el desafío Reta tu solidaridad. Parte de Castrillo de la Reina para recorrer, corriendo y andando, los 250 kilómetros que separan este pueblo burgalés de Zalla en un reto non stop, es decir, sin paradas.

Detrás de este desafío se esconde la solidaridad de Fernando. El objetivo es recaudar fondos para la entidad de utilidad pública e interés social Bidesari, que actúa en la provincia de Vizcaya. Su labor se centra en la intervención con presos, a quienes se posibilita la iniciación en procesos de recuperación personal e integración social, desde el interior de las prisiones, con el objetivo de su incorporación en el tejido comunitario.

La idea de realizar este reto solidario surgió por casualidad. Fernando quería unir los dos pueblos que son importantes en su vida, Castrillo de la Reina y Zalla; «estaba buscando una razón, un fin solidario y hablando con un amigo que colabora con la asociación Bidesari, me dio la idea de recaudar fondos para esta entidad», confiesa Fernando. Reta tu solidaridad es una prueba de travesía, de esfuerzo y superación. Valores que encajan con los de Bidesari y con aquellos presos que buscan una segunda oportunidad y trabajan para su reeducación e inserción social.

En la página web de la asociación se puede participar en este reto. Las opciones son la adquisición de pulseras y papeletas con los que se compran kilómetros solidarios, dando así una oportunidad a las personas que quieren cambiar de vida. Fernando está acostumbrado a afrontar largas carreras pero no tanto como esta. Su media son unos 120 kilómetros y el tiempo que emplea depende de la dificultad del terreno. En este caso, para recorrer los 250 kilómetros empleará unos tres días, ya que la llegada a Zalla está planeada para el sábado al mediodía. Este corredor solidario no estará solo para afrontar el reto. Su pareja y su amigo le acompañarán en una furgoneta con provisiones. Hará las paradas justas para comer y descansar un poco.

Fernando reconoce estar «contento, orgulloso e ilusionado» con su iniciativa, «estamos dando a conocer el trabajo de la asociación, que es muy duro y necesario, y colaborando. Al principio se vendían menos papeleteas y pulseras pero en los últimos días, se venden a buen ritmo», confiesa. También reconoce que tiene ganas de comenzar el desafío aunque siente presión. Si este reto sale bien, el objetivo es repetir la cita de forma anual, aunque modificando el recorrido y los participantes. Fernando espera que en sucesivas ediciones se le sumen acompañantes.

 

Fotos

Vídeos