Una masa de frío polar volverá a traer el invierno a Burgos a partir del miércoles

Los termómetros se desplomarán a partir del miércoles. /
Los termómetros se desplomarán a partir del miércoles.

Se espera que durante las próximas jornadas caigan drásticamente las temperaturas | Se prevén vientos, lluvias y nevadas en numerosas zonas de la Cordillera Cantábrica

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La primavera no ha hecho sino comenzar, pero el invierno todavía se reserva algunos capítulos. De hecho, la entrada de una masa de aire frío proveniente de Groenlandia hará que la estabilidad que venimos disfrutando en Burgos desde hace unos días desaparezca de manera abrupta.

Así, las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (EMET) apuntan a un descenso generalizado de las temperaturas que, en el caso de Burgos, podría ser muy significativa. Así, el martes se espera se espera una máxima de 18 grados, que se reducirá a 10 el miércoles y a apenas 6 grados el viernes. Las mínimas, por su parte, oscilarán entre los -1 y los -3 grados durante esos días.

Este descenso de las temperaturas vendrá acompañado de fuertes rachas de viento, heladas, lluvias generalizadas e incluso nieve. Según la previsión de la AEMET, la cota de nieve descenderá el jueves hasta 500 o 700 metros en la Cordillera Cantábrica, una situación que se mantendrá el viernes.