Barcones afirma que la Estretegia de Transición Justa compensará al entorno por el cierre de Garoña

Central nuclear de Santa María de Garoña/BC
Central nuclear de Santa María de Garoña / BC

La delegada del Gobierno en Castilla y León avanza que se desarrollará un plan con medidas de choque ante el cierre de centrales nucleares y explotaciones de carbón

EFE

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha asegurado hoy que «el Gobierno no se va a olvidar del entorno de Garoña» y ha adelantado que en la 'Estrategia de Transición Justa' habrá un plan específico para el entorno de la central nuclear y las cuencas del carbón.

En una visita a Miranda de Ebro, con motivo de las fiestas de la Virgen de Altamira, Barcones ha asegurado que el Ministerio de Transición Ecológica prepara un plan con medidas de choque para paliar las consecuencias de la transición energética en las zonas donde hubo centrales nucleares (como las comarcas de Miranda de Ebro, Las Merindades y La Bureba ante el cierre de Santa María de Garoña) y explotaciones de carbón, como es el caso del norte de las provincias de León y Palencia.

Ha adelantado que esas medidas se recogen en el borrador de la Estrategia de Transición Justa «que se va a presentar en las próximas semanas para su debate político y social».

Más información

En su opinión, esta Estrategia de Transición Justa es básica para poder poner en marcha las dos normas en elaboración, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y el Plan de Energía y Clima.

Este plan de medidas de choque estará en consonancia con el anuncio realizado por la propia ministra de Industria, Comercio y Turismo que, según ha recordado Barcones, aseguró que estaban estudiando en qué condiciones se podría recuperar el Plan de Reindustrialización que se inició en 2010, con el Gobierno de Zapatero, y que canceló en 2012 el Gobierno de Rajoy.

En este sentido, la delegada del Gobierno ha afirmado compartir la necesidad de este plan para el entorno de Garoña, lo que ha considerado «una buena idea y de justicia para la zona».

Barcones ha considerado también que el plan habría que elaborarlo desde varios puntos de vista, de una manera transversal, abordando reindustrialización, empleo, cuestiones sociales, medioambientales y culturales, entre otras.

Lucha contra el cambio climático

No obstante, la delegada del Gobierno ha explicado que «lo que no tiene vuelta atrás es aceptar el desafío de combatir el cambio climático», ante el que «no podemos ponernos de perfil y esperar al último momento para iniciar la transición energética porque la peor estrategia es no tener estrategia«, ha dicho.

Para Barcones, la Transición Justa tiene que incorporar un plan de acción urgente pensado para las comarcas mineras y para las que han tenido o tienen centrales nucleares en proceso de cierre, porque España «no se puede permitir los actuales niveles de paro ni la calidad de las condiciones laborales que se ofertan pero estos objetivos deben cumplirse teniendo en cuenta los límites ambientales que nos vienen impuestos y que también debemos imponernos porque somos un país responsable«.

En este sentido, ha recordado que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) considera en un informe que por cada empleo que se pierda con la transición energética se crearán cuatro.

«El reto debe ser equilibrar los territorios en los que generan esos puestos para evitar todavía mayores desigualdades poblacionales que las que actualmente tenemos», ha concluido Barcones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos