Lunada recibió el 2019 con un incendio forestal, que se mantuvo activo desde Nochevieja pero que ya está extinguido

Imagen del incendio de Lunada/@Apamcyl
Imagen del incendio de Lunada / @Apamcyl

La misma situación se ha dado en la comarca zamorana de Sanabria y en Vega de Gordón/ La falta de medios dificulta la extinción de fuegos intencionados, en su mayor parte para generar pastos

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

No es extraño que la zona Norte de Burgos registre incendios forestales en Navidades. De hecho, es casi una tradición más. En Burgos, pero también en las zonas limítrofes de Cantabria o País Vascos, y en otros puntos de la geografía regional. En su mayor parte, se trata de fuegos intencionados que buscan generar pastos de cara a la próxima primavera, y que juegan con la escasez de medios para la extinción, en una época del año en la que hay poco más que retenes.

La pasada Nochevieja se inició uno de esos incendios en Lunada y, a fecha 2 de enero, continuaba activo. Ahora ya se ha dado por extinguido, según confirma a BURGOSconecta el alcalde de Espinosa de los Monteros, Javier Fernández-Gil.En la zona estuvieron trabajando una cuadrilla forestal, sin más apoyos, y tras darse por controlado ayer, ahora ya está extinguido.

Fernández-Gil recuerda que una situación igual se dio en la Nochebuena de 2015, pues aprovechan fechas festivas en las que saben que se cuenta con efectivos mínimos para prender la llama. También tienen en cuenta la meteorología, para que juegue a su favor y haga de extintor natural, y para la próxima semana está previsto que llegue la nieve a Espinosa de los Monteros.

«Es parte de la tradición», aunque está prohibido, pues se quema el motorral y el monte bajo para generar pastos en primavera. Y eso lo sabe la Junta de Castilla y León, que da por concluida la campaña contra incendios forestales en octubre y, a partir de ahí, va reduciendo los efectivos y los medios hasta que llega final de año sin helicópteros, camiones ni personal, contando únicamente con las cuadrillas.

La queja no solo la lanza el alcalde de Espinosa de los Monteros. El Sindicato Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla y León (Apamcyl) denunció este miércoles la falta de medios en toda la región, lo que ha dificultado también la extinción de sendos incendios en Vega de Gordón (León) y en la comarca zamorana de Sanabria.

En este último caso, el incendio forestal afectaba a una zona de difícil acceso del parque natural del Lago de Sanabria y, como en Burgos, el fuego se originó el 31 de diciembre. No se cuenta ni con camiones, ni con medios aéreos ni con la brigada de refuerzo de incendios forestales (Brif) para su extinción, lamenta Apamcyl.