La novena semana del voluntariado de Rioseco se centrará en limpiar el edificio

Monasterio de Santa María de Rioseco/Salvemos Rioseco
Monasterio de Santa María de Rioseco / Salvemos Rioseco

Esta cita, que es la más destacada del calendario estival que promueve Salvemos Rioseco, se desarrollará del 29 de julio al 4 de agosto

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La novena semana del voluntariado del monasterio de Santa María de Rioseco, que tendrá lugar del 29 de julio al 4 de agosto, se centrará en limpiar las ruinas del antiguo cenobio cisterciense levantado en el término municipal de Valle de Manzanedo a partir del siglo XIII.

Esta tarea se extenderá al foro, muros y restos de construcciones del espacio trasero de la cilla y la iglesia, a la sacristía, a la zona de la traída del agua, al antiguo camino que va desde el monasterio hasta Manzanedo y a la senda que une la torre del Abad y la casa parroquial. Además, se acometerá la limpieza de las zonas verdes de la hospedería, especialmente entre la vía de acceso al antiguo cenobio y la zona de la hospedería, según han explicado desde Salvemos Rioseco, el colectivo promotor de la rehabilitación del edificio religioso.

Por otro lado, los voluntarios también se aplicarán en pintar las verjas, en mantener en buen estado los espacios del inmueble ya habilitados y podrán colaborar en los estudios arqueológicos que se llevarán a cabo en las dependencias situadas entre los claustros y las huertas.

La semana del voluntariado, como es habitual, concluirá con una fiesta el 4 de agosto en la que habrá un amplio calendario de actividades, como una misa, visitas dramatizadas por el monasterio, una degustación de paella y talleres para los más jóvenes. En horario vespertino será el turno de Yesca y Zimmerband, que pondrán un broche de oro musical a la cita más destacada de la programación estival que organiza Salvemos Rioseco en el monasterio.

Programación cultural

Las actividades culturales comenzaron el 21 de abril con la inauguración de la exposición 'Rioseco invocado' de Guillermo Escribano, que permanecerá a la vista de los turistas y curiosos que se acerquen hasta el monasterio el 30 de septiembre.

Las próximas citas en el cenobio tendrán lugar en julio. Ayer se celebró la tercera edición de la Gala Lírica en el interior de las ruinas y el viernes 26, un concierto de Cronómetrobudú, un grupo burgalés que grabó su último videoclip en el claustro del monasterio.

Por último, se desarrollarán dos cursos, uno de 'mindfulness' a cargo de Paloma San Román Gómez durante los días 16, 24, 26 y 31 de agosto y otro llamado 'Aprender a mirar a través del monasterio de Rioseco' dirigido por Esther López Sobrado. En este caso, las fechas aún están por determinar.