Los pueblos del entorno de Garoña temen que los residuos afecten al turismo

Central nuclear de Garoña. /AFP
Central nuclear de Garoña. / AFP

El alcalde de Valle de Zamanzas ve cómo el Plan de Dinamización anunciado por la Junta «no se está cumpliendo»

EFE.Burgos

Los pueblos de la comarca de Las Merindades temen que la acumulación de los residuos nucleares almacenados ahora de forma temporal en la central de Garoña puedan llegar a ubicarse en este espacio de forma perenne, lo que acabaría repercutiendo en el turismo rural de esta zona burgalesa.

Así lo ha explicado este miércoles en una rueda de prensa el alcalde del municipio burgalés de Valle de Zamanzas, Juan José Asensio, quien además representa a otros cinco municipios ubicados en Las Merindades, que ven cómo el Plan de Dinamización anunciado por la Junta para Garoña «no se está cumpliendo».

Precisamente, para conocer de primera mano cómo se está desarrollando este plan, el portavoz de IU-Equo, José Sarrión, ha explicado que ha registrado en las Cortes varias preguntas dirigidas al Ejecutivo Autonómico, con el fin de conocer los proyectos que la Junta tiene sobre la mesa para impulsar industrialmente la zona de Garoña.

Entre estos planes, Sarrión ha denunciado que el Ejecutivo ya ha otorgado a una empresa el proyecto de investigación para la ubicación de una cantera a cielo abierto en esta comarca, así como un plan turístico consistente en fletar un barco.

Sobre el primero de estos proyectos, el de extracción minera con fines no energéticos, el portavoz de IU-Equo ha lamentado que los proyectos de dinamización de la Junta sigan cometiendo los «errores de siempre», al beneficiar a un sector como el cantero, que «no crearía más que seis o siete puestos de trabajo en la zona».

Frente a este proyecto, el precandidato a la Junta por IU ha propuesto desarrollar un plan de reindustrialización en esta zona basado tanto en la industria agroalimentaria de la zona, como en su «potente patrimonio» forestal.

Desmantelamiento de Garoña

En cuanto a la situación de la central de Garoña, que este año cumplirá 48 años desde su puesta en marcha, el regidor de este pequeño pueblo burgalés de cerca de setenta habitantes ha informado de que acudirá el próximo 20 de febrero a instancias europeas para exponer ante la Comisión de Peticiones de la UE la situación por la que atraviesa esta zona del entorno de Garoña.

Concretamente, Asensio presentará ante esta comisión la necesidad de contar desde ya con un «calendario de desmantelamiento» para la central, así como otro destinado a gestionar los residuos nucleares que ahora se almacenan, supuestamente, de forma temporal bajo la fórmula de ATI (Almacén Temporal Individualizado).

El problema, como ha narrado el alcalde, es que en España, al contrario de lo que establece la normativa europea, no existe un almacén permanente de residuos nucleares, de ahí que ahora estos residuos reposen en estos almacenes temporales.

Sin embargo, el problema de estos ATI es que estos permanecen al aire libre y no bajo tierra como deberían de reposar estos residuos en un almacén permanente, de ahí que la peligrosidad «aumente» y pueda ser un condicionante negativo de cara a potenciar el sector turístico de esta comarca, ha sentenciado Asensio.

 

Fotos

Vídeos