Garamendi pide «estabilidad y moderación» de cara a las Elecciones Generales

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, protagoniza el almuerzo-coloquio 'Encuentros de mi ciudad, Miranda'. /Ricardo Ordóñez / ICAL
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, protagoniza el almuerzo-coloquio 'Encuentros de mi ciudad, Miranda'. / Ricardo Ordóñez / ICAL

El presidente de la patronal reivindica el potencial industrial de Miranda

EFESanta Gadea del Cid

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha abogado este viernes por un escenario de «estabilidad y moderación» de cara a las Elecciones Generales del próximo 28 de abril.

En declaraciones a los medios de comunicación minutos antes de un encuentro con empresarios del municipio burgalés de Miranda de Ebro y su entorno celebrada en el Monasterio de Santa María del Espino, Garamendi ha explicado que esa estabilidad es la que hace que «las inversiones y el trabajo vayan en orden».

«Todo lo que sea un futuro en esas dos direcciones a nosotros nos gustará», ha asegurado el presidente de la patronal, matizando que, en cualquier caso, los empresarios jugarán «en el campo de juego que nos marquen los españoles».

Antonio Garamendi ha repasado junto a los empresarios mirandeses la evolución de la empresa en España y en Europa, si bien ha querido también acercarse a los problemas, las reivindicaciones y los proyectos del sector en Miranda y en toda la provincia de Burgos.

En este sentido, el responsable de los empresarios españoles ha recordado que Miranda de Ebro tiene aún mucha capacidad para crecer industrialmente, al tratarse de un «eje de caminos espectacular en España» que, a pesar de que «sufrirá» con el desmantelamiento de la Central Nuclear de Santa María de Garoña, tendrá que «pelear entre todos para que sea un centro logístico».

Garamendi también ha hecho mención a la incertidumbre que abre «la transición energética» en el sector de la industria automovilística, la cual, ha recordado, cuenta con un gran peso en Castilla y León y en España, con un millón de empleos a nivel nacional.

Al respecto, ha subrayado que es «importante estar atentos a cómo se adecúa la industria, no solo de construcción del automóvil sino también de componentes al coche del futuro», puntualizando que «tiene que ir acompañada con un respeto del presente».

Partiendo de esa base, Antonio Garamendi ha concluido sobre este asunto que es necesario tener cautela «con hacer anuncios que en muchos casos provocan inestabilidad y resienten al mercado» y que, en su opinión, «puede evitar que las empresas quieran estar en España».