Nuclenor presenta un recurso por el nuevo impuesto de la Junta de Castilla y León por Garoña

Central nuclear de Nuestra Señora de Santa María de Garoña./Jesús Andrade
Central nuclear de Nuestra Señora de Santa María de Garoña. / Jesús Andrade

La empresa, hasta el momento, está pagado puntualmente

EFEBurgos

Nuclenor está pagando puntualmente el impuesto creado por la Junta de Castilla y León para gravar el depósito de residuos nucleares de Garoña tras el cierre de la instalación, aunque, según publica hoy Diario de Burgos, ha recurrido este impuesto.

Según el rotativo, la empresa ha optado por un recurso Contencioso-administrativo que ya ha presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, que es el órgano competente al tratarse de una norma autonómica, aunque se desconocen los detalles del escrito.

Pese a esta acción legal, fuentes de la Consejería de Economía de la Junta de Castilla y León han confirmado a Efe que Nuclenor hizo frente el año pasado a 1,6 millones que tenía que abonar por el nuevo impuesto y ha presentado ya la autoliquidación para hacer frente a 3,75 millones por el primer trimestre de este año.

Este impuesto grava los residuos nucleares que hay en la cerrada central de Garoña, y que tiene como finalidad que esos residuos estén el menor tiempo en Castilla y León. Hace poco más de una semana, la consejera de Economía, Pilar del Olmo, asistió en el entorno de Garoña a una reunión, con representantes de la Diputación de Burgos y los ayuntamientos, tras la que aseguró que el gobierno autonómico dedicará todo lo que obtenga del nuevo impuesto, unos 15 millones al año, a la reactivación de la zona.

La consejera explicó que si no hay una paralización cautelar, el impuesto se puede seguir cobrando aunque haya un recurso, aunque también advirtió que si ese dinero deja de entrar en las arcas de la Junta de Castilla y León se tendrán que rebajar significativamente las aportaciones a la zona para su reactivación.