El Puerto Seco de Pancorbo comienza a recibir mercancías

Los promotores del proyecto han acudido a la inauguración oficial/BC
Los promotores del proyecto han acudido a la inauguración oficial / BC

El objetivo de la Autoridad Portuaria de Bilbao pasa por alcanzar las 500.000 toneladas de mercancías desplazadas en 2024

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIAPancorbo

Los trenes ya circulan por el Puerto Seco de Pancorbo. La Terminal Ferroportuaria (TELOF) promovida por la Autoridad Portuaria de Bilbao en la localidad burgalesa ha recibido hoy el primero de los trenes que circularán durante los próximos años por la infraestructura. Se trata de un convoy que ha partido desde el propio Puerto de Bilbao con destino a Pancorbo y el polígono industrial de Júndiz y que enfilará el camino de regreso el próximo jueves.

Con este doble servicio semanal se estrena la actividad en una infraestructura que aspira a desplazar 500.000 toneladas en 2024, según ha afirmado el propio presidente de la Autoridad Portuaria, Asier Atutxa, quien ha destacado el potencial de la terminal. Un potencial que deriva, en primer lugar, de la ubicación del mismo, a medio camino entre la meseta y Bilbao, en una zona de influencia con marcado carácter industrial y con unas posibilidades de crecimiento muy importantes.

De hecho, el propio Atutxa ha confiado en que la actividad de la terminal se incremente a corto plazo con la llegada de nuevos operadores que ya se han interesado por utilizarla como punto de paso.

En este sentido, el objetivo de la Autoridad Portuaria, que se ha coordinado con Transitia y Sibport, empresas adjudicatarias de la gestión y explotación del Puerto Seco, pasa por ir «adaptando» la infraestructura a las necesidades de los clientes, ya sean logísticas, comerciales o incluso industriales. «Debemos hacer trajes a medida» y consolidar la terminal como una «extensión» del propio Puerto de Bilbao, ha subrayado Atutxa.

De momento, y a la espera de la llegada de nuevos clientes, lo cierto es que la apuesta está ahí. Hasta ahora, la Autoridad Portuaria ha invertido 41 millones de euros en la adquisición de los terrenos y la urbanización de alrededor de 60.000 metros cuadrados. Así, el resto de la superficie se irá urbanizando por fases, de manera flexible, de acuerdo a las necesidades y tipo de carga planteadas por los clientes. Vamos, que la idea es «ir poco a poco» para consolidar el tráfico de mercancías por ferrocarril, que supone una alternativa muy ventajosa a la carretera en muchos casos.

Mejora de la «competitividad»

Así lo entiende también la Junta de Castilla y León, cuyo director general de Transportes, Ignacio Santos, ha destacado la importancia de este proyecto para el sector logístico autonómico. «La logística es fundamental», ya que una buena gestión de la misma implica ganar en «competitividad» en una comunidad como Castilla y León, con un gran peso de la industria en la economía, ha afirmado. Así, ha añadido, el objetivo pasa por incrementar paulatinamente el tráfico de mercancías por ferrocarril, que es más ventajoso «en términos de eficiencia medioambiental y económica».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos