Los trabajadores de Siemens Gamesa se sienten «engañados y abandonados»

La fábrica de Siemenes Gamesa cierra en Miranda/REUTERS
La fábrica de Siemenes Gamesa cierra en Miranda / REUTERS

El Comité de Empresa de Siemenes Gamesa ha hecho público un comunicado en el que explican su situación tras el cierre de la fábrica de Miranda

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Comité de Empresa de Siemenes Gamesa ha hecho público, tras la decisión del grupo de cerrar la planta de Miranda de Ebro, un comunicado a través del cual afirman que los trabajadores se sienten «engañados, abandonados y condenados a desaparecer junto a nuestro modelo de pala, G-80».

Desde el anterior ERTE, en 2014, continúa el documento, «se transmitió a la dirección la caída de la demanda de este modelo y el peligro de que nuestra producción estuviera supeditada a un modelo con muchos años en el mercado. La compañía seguía avanzando hacia modelos más rentables y ajustados a la demanda actual; sin embargo jamás entramos en esos planes de moderización».

Los trabajadores de Siemens Gamesa llevan casi 20 años fabricando aerogeneradores. Durante todos estos años, se explica en el comunicado, «nos hemos adaptado a las circunstancias y necesidades de la empresa, dando siempre una excelente respuesta y registrando unos resultados optimos de productividad». Sin embargo, apuntan que «parece que esto no merece ser tenido en cuenta».

También hacen referencia a la fusión llevada a cabo el año pasado, algo que consideran que no ha aportado nada positivo para la planta de Miranda. Los trabajadores consideran que «se vendieron bondades» a la hora de hacer dicha fusión, y dudan de que aporte algo para el resto de trabajadores de las plantas españolas. Manifiestan que no han ganado nada con dicha fusión, pues «una parte de la compañía fusionada consiguió la cuota de mercado de la otra, y ahora toma la decisión de cerrar una planta en una ciudad que dificilmente sepa ubicar en el mapa».

Desde el Comité de Empresa han comunicado que «están afectados en lo personal y en lo colectivo», ya que el cierre de la fábrica afecta a 134 «compañeros y sus familias». También hacen hincapié en que este nuevo cierre en la ciudad supone »un golpe debido a la pérdida de empleo.

El documento habla de engaño, señalando que la decisión ya estaba tomada hace tiempo. «Despues del último expediente, este año pasado nos hablaron de posibles pedidos bastante avanzados, algo que utilizaron a modo de zanahoria atada a un palo, para asegurarse que realizaremos un pequeño pedido de 50 palas antes finalizar el año. Esa es la confianza que tienen en nuestra profesionalidad, como si les hubiesemos dado algún motivo a lo largo de estos años. Si el fondo de la cuestión es jodido, desde luego que las formas no le van a la zaga».

Por otra parte, confían en que si se ha conseguido dar marcha atrás al expediente de regulación que afectaba a 272 trabajadores en los centros de trabajo de Siemens Gamesa en España, también su situación sea reversible. «Cualquier otra posibilidad nos llevaría a pensar que para la compañia existen trabajadores de primera y de segunda», finaliza el comunicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos